Navidad, tiempo para compartir

La Navidad es una época especial para dejar nacer lo nuevo, para abrir y tender manos, para que brote la esperanza de todo lo bueno y para recordar que entre todos podemos hacer posible un mundo mejor. La Navidad es el faro que guía nuestro camino para seguir trabajando por los más necesitados, los empobrecidos, los solos, los últimos. Es la ternura del pasado, el valor del presente y la esperanza del futuro con las personas más vulnerables. Y te lo recordamos desde Cáritas.

En este Tiempo de Navidad tenemos que vivir el amor directamente en la realidad para mantenernos situados en la clave del amor hacia las personas que más lo necesitan.

En este Tiempo de Navidad somos conscientes de que la luz de Belén nos ilumina el camino y nos da energía para seguir trabajando a fin de construir una sociedad nueva y comprometida.

En este Tiempo de Navidad tenemos que velar y hacer posibles los derechos fundamentales de todas las personas, algo que es imprescindible para erradicar la pobreza en el mundo y, por lo tanto, para velar por la justicia.

En este Tiempo de Navidad abramos los ojos para mirar a nuestro alrededor, pero no de cualquier forma sino con perspectiva y conciencia. Miremos nuestra propia realidad y la de los demás para dejarnos transformar por ella y actuar en consecuencia.

En este Tiempo de Navidad debemos redoblar nuestros esfuerzos para construir una sociedad nueva basada en la humanidad como una gran familia, que se cuestiona sobre la realidad de la pobreza y la injusticia que predomina en el mundo.

En este Tiempo de Navidad vivir la sencillez de las fechas navideñas es recordar los bienes espirituales de cada uno, las convicciones y creencias en tus capacidades, en tu esfuerzo interior.

En este Tiempo de Navidad queremos seguir trabajando y desarrollando nuestra labor a favor de todas esas personas que nos necesitan ofreciéndoles lo que somos y lo que tenemos.

En este Tiempo de Navidad hacemos una invitación para construir una sociedad nueva basada en la humanidad como una gran familia que se interpreta y se cuestiona sobre la realidad de la pobreza y la injusticia que predomina en el mundo.

Te invitamos a vivir este Tiempo de Navidad, deseando que  estas fechas de amor abran nuestros corazones para ayudar a los que más lo necesitan y para compartir con nuestros semejantes.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar