El Gobierno aborda una reforma del Código Penal para vigilar a expresos

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, declaró que el Ejecutivo está “reflexionando” sobre una reforma del artículo 106 del Código Penal para mejorar la vigilancia de expresos condenados por delitos peligrosos que atentan, especialmente, contra la libertad sexual de las mujeres y de los menores. Calvo recordó que en la actualidad ya se trabaja en una reforma del Código Penal en lo que se refiere a la tipificación de los delitos de libertad sexual.

Calvo indicó que en la actualidad está en vigor la pena de prisión permanente revisable que, “desgraciadamente”, no ha podido evitar el asesinato de Laura Luelmo, por lo que el Gobierno se plantea ahora “cómo hacer para que después del cumplimiento de las penas se puedan tener garantías de seguridad” vigilando a estas personas.

El líder del PP, Pablo Casado, pidió durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, que no se derogue la prisión permanente revisable porque, en su opinión, es la “mejor fórmula” para evitar la reincidencia delictiva hacer que “los asesinos y violadores estén en la cárcel”. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, respondió que la prisión permanente revisable está en vigor y no ha evitado el asesinato de Laura. Sánchez anunció que el Consejo de Ministros aprobará medidas para “reforzar la seguridad de las mujeres y sus libertades”.

La portavoz adjunta de Podemos, Ione Belarra, consideró “infame” la actuación de Casado. También el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, calificó de “lamentable utilizar un dolor muy reciente para hacer reivindicaciones políticas”. “Me repugna”, enfatizó.

La autopsia confirma que Laura Luelmo sufrió una agresión sexual

La autopsia realizada al cadáver de Laura Luelmo confirmó que sufrió una agresión sexual. El informe preliminar revela que la joven, que había desaparecido el pasado 12 de diciembre, murió entre los días 14 y 15 de un fuerte golpe en la frente y que presentaba más lesiones en otras áreas de su cuerpo.

Bernardo Montoya confesó ser el autor de la muerte de Laura y reconoció que intentó violarla, pero que no lo logró, pese a que estaba inconsciente tras golpearla contra el maletero de su coche.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar