La Generalitat asegura que los Mossos permitirán la celebración del Consejo de Ministros

La consejera de Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Elsa Artadi, dijo en la rueda de prensa posterior a la reunión el Govern, que los Mossos d’Esquadra garantizarán la seguridad de la reunión del Consejo de Ministros previsto en Barcelona el 21 de diciembre, como también el derecho a las protestas anunciadas. Artadi, que expresó su «sorpresa» por las cartas dirigidas por el Gobierno relativas a la seguridad, recalcó la «convicción» del Ejecutivo autonómico en que el cuerpo de los Mossos va a poder garantizar el acto, rechazando así que deban acudir a Barcelona efectivos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

En otro momento, Artadi, que apuntó que «la Generalitat no tiene que decirle al Consejo de Ministros dónde se reúne y donde no», dijo que hay un «consenso absoluto» en el Gobierno catalán de que la vía para la independencia debe ser la del «pacifismo», después de que el presidente catalán, Quim Torra, se mostrara partidario de la vía eslovena. En esta misma línea, también el presidente de la Generalitat, Quim Torra, dijo ayer que «el proceso hacia la libertad» de Cataluña «será siempre pacífico y democrático».

Los diarios coinciden en señalar que el Gobierno catalán ha rebajado su tono, tras haber calificado días atrás de «provocación» la reunión del Consejo. También el consejero de Interior, Miquel Buch, ha respondido a la carta que le había dirigido el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la que advirtió de que el Gobierno ordenaría la «intervención» de las Fuerzas de Seguridad del Estado si los Mossos no ejercen su función de «garantizar el orden público». En su escrito de respuesta, Buch resaltó que el dispositivo del fin de semana frente a las protestas de los CDR garantizó que no se produjera ninguna «perturbación grave ni alteración» del orden público en Cataluña, tras lo que rechazó una posible «inacción».

Los diarios recuerdan que el Gobierno envió tres cartas de advertencia ante los últimos hechos, firmadas por la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, el citado ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, y el de Fomento, José Luis Ábalos, dirigidas a los correspondientes consejeros. Los periódicos informan de que representantes de la Policía Nacional y de los Mossos d’Esquadra abordaron ayer el dispositivo de seguridad que se desplegará ante el Consejo de Ministros del próximo 21 de diciembre.

EL GOBIERNO CONFÍA EN EL CONSEJO DE MIISTROS EN BARCELONA

 

El Gobierno aseguró ayer que la reunión del Consejo de Ministros 21 de diciembre se celebrará en Barcelona, a pesar de los incidentes del fin de semana. Fuentes de Moncloa que citan los diarios ratificaron que «no hay dudas» de que la reunión tendrá lugar. El Gobierno confirmó su celebración después de que en un desayuno informativo, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, dejara inicialmente abierta la puerta a su suspensión, al valorar si su celebración en Cataluña puede conseguir resultados positivos.

Ábalos advirtió de que «no se puede repetir» lo ocurrido en las autopistas «con cierta complicidad» de las autoridades catalanas por «ayudar a que esto fuera así durante horas y horas».

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, recordó al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que es la primera autoridad del Estado en Cataluña y que debe ejercer «con total eficacia» sus competencias para que los catalanes vivan con tranquilidad y seguridad como el resto de los españoles. La vicepresidenta confirmó que el Gobierno celebrará «con total naturalidad» el próximo día 21 en Barcelona la reunión del Consejo de Ministros. También incidió en que «la aplicación del artículo 155 de la Constitución no está sobre la mesa del Gobierno de España». La ministra de Defensa, Margarita Robles, aseguró que los responsables políticos que, «fruto de la iluminación», alientan o incitan a la violencia y no garantizan la convivencia y la democracia «no están legitimados para el ejercicio de ninguna función pública».

Por otro lado, representantes de la Policía Nacional y de los Mossos d’Esquadra abordaron ayer el dispositivo de seguridad que se desplazará a Barcelona el próximo 21 de diciembre. Según las agencias, la reunión se celebró en la sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña, en el marco de los encuentros periódicos de coordinación entre las distintas fuerzas de seguridad.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar