El Rey Felipe VI celebra el 40 aniversario de la Constitución española

El rey Felipe VI llamó ayer a «preservar» los valores que alberga la Constitución de 1978, a la que definió como el «gran pacto nacional de los españoles por la concordia y la reconciliación». En el acto de conmemoración del 40 aniversario de la Carta Magna, celebrado solemnemente en el Congreso de los Diputados, Felipe VI defendió la Monarquía, además, como «símbolo de la unidad y permanencia del Estado» y reivindicó el papel de Rey emérito Juan Carlos I como impulsor de una democracia «hoy firmemente consolidada». «La Corona está indisolublemente unida a la vida de España, la democracia y la libertad», señaló, tras subrayar que «el deseo de reconciliación, la voluntad de entendimiento y la vocación de integración que inspiraron el texto constitucional, están en plena vigencia en una España abierta a los cambios, con espíritu crítico pero siempre constructivo».

El monarca destacó, en esta línea, una «realidad nacional común» en la que caben «diferentes modos de pensar, de comprender y de sentir» y ensalzó la «arquitectura territorial» dispuesta en la Carta Magna, que garantiza «el reconocimiento y protección de nuestras lenguas, tradiciones, culturas e instituciones». Por ello, invitó a «dialogar» y a «respetar las leyes y cumplir las decisiones judiciales para resolver los conflictos», en una clara referencia al desafío soberanista en Cataluña.

España, prosiguió, ha vivido «el cambio político, territorial, internacional, económico y social más profundo y más radical de su historia». Felipe VI, finalmente, apostó por una España que reconoce su «diversidad» y que es «de todos», insistiendo en el «espíritu integrador» de la sociedad española reflejado en la Constitución, que no supone «uniformidad, ni significa olvidar o suprimir la diversidad territorial, ni negar la pluralidad».

 

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar