Los 27 acuerdan la salida del Reino Unido de la UE

Los jefes de Estado y de Gobierno europeos aprobaron ayer el acuerdo de retirada de Reino Unido de la UE que fija las condiciones de la separación y de las futuras relaciones entre ambas partes. El acuerdo deberá ser ratificado por el Parlamento británico, que lo analizará en diciembre, y posteriormente por la Eurocámara, que prevé votarlo “entre febrero y marzo”, según adelantó su presidente, Antonio Tajani. El político italiano advirtió de que cualquier extensión del periodo de transición deberá contar con el visto bueno del Parlamento.

Mientras la primera ministra británica, Theresa May, instó a los ciudadanos británicos a respaldar el Brexit, augurando un futuro brillante tanto para su país como para la UE, los líderes comunitarios coincidieron en calificar la jornada como “triste y aciaga” para la construcción europea, aunque consideraron el pacto como “el mejor posible”. “Es un día triste, una tragedia”, resumió el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que invitó a los diputados británicos a aprobar el texto acordado y cerró la puerta a su futura modificación. El mandatario europeo también se refirió al contencioso de España sobre Gibraltar, que amenazó con bloquear la cumbre. “He hablado con el presidente y el Rey, y el acuerdo que hemos cerrado es un buen acuerdo para España”, señaló Juncker.

Pedro Sánchez: “Con el Brexit perdemos todos”

Al término de la Cumbre Europea, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, señaló que “con el Brexit perdemos todos, especialmente el Reino Unido, pero en relación con Gibraltar, España gana”. A su juicio, las garantías conseguidas por España sobre Gibraltar refuerzan su posición para hablar en el futuro “de todo” con Reino Unido, incluida la cosoberanía del Peñón. España, añadió, está en disposición de acometer el “amplio diálogo” pendiente con el Gobierno británico sobre la soberanía de Gibraltar, una cuestión “enquistada desde hace 300 años”, desde una “posición de fortaleza que no habíamos tenido nunca”. El jefe del Ejecutivo destacó que se ha logrado “un triple blindaje” por parte del Consejo Europeo, la Comisión Europea y el propio Reino Unido, que avala la interpretación española en relación al contencioso del Peñón. Preguntado por las críticas al acuerdo por parte del líder del PP, Pablo Casado, Sánchez le sugirió que para sacar conclusiones lea la prensa británica, donde varios medios critican a la primera ministra Theresa May por “las concesiones” hechas a España. “El Gobierno ha tratado esta cuestión de Gibraltar con enorme sentido de Estado. Y lo hemos hecho con el mismo equipo negociador que el Gobierno anterior”, concluyó.

Theresa May reiteró ayer que la solución negociada para garantizar a España que tendrá derecho a veto en los acuerdos de la UE que afecten a Gibraltar no cambia en nada la posición británica sobre la soberanía del Peñón. También añadió que cuando negocie con la Unión Europea lo hará para “toda la familia de Reino Unido, incluido Gibraltar”.

Desde España, tanto el PP como Ciudadanos descalificaron el acuerdo conseguido sobre Gibraltar y tacharon al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de “vendedor de humo”. El líder del PP, Pablo Casado, adelantó que “seguirá pidiendo un Gibraltar español” tras el “fracaso histórico” de Sánchez en la negociación del Brexit. A su juicio, el jefe del Ejecutivo exhibe “una enorme desfachatez” al vender como un éxito “un acuerdo”, basado en “cartitas sin valor jurídico”, del que se “ríen” tanto Theresa May como Fabián Picardo. En la misma línea, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, indicó que el acuerdo “es papel mojado, es el timo de la estampita, es vender humo”. “Nos han metido un gol en el último minuto, mientras Sánchez se hacía fotos en La Habana”, añadió.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar