La Xunta ofrece el Gaiás para conservar la biblioteca de Pardo Bazán, hasta ahora en Meirás

La Consellería de Cultura e Turismo acaba de remitirle una carta a los herederos de la familia Franco en la que se le ofrece la Biblioteca de Galicia de la Cidade da Cultura para albergar los fondos de la biblioteca de Emilia Pardo Bazán, situados en el Pazo de Meirás. En la misiva, el conselleiro Román Rodríguez explica que se trata de unos documentos de la propietaria primigenia del bien que tienen “un gran interés cultural”.

En este sentido, la Consellería propone una cesión de carácter gratuito, con el fin de facilitar así su salvaguarda futura y consulta, mediante la catalogación, digitalización y puesta a disposición de la comunidad investigadora y del público en general.

En concreto, tal y como señala el titular de Cultura, “consideramos que con esta cesión de los fondos bibliográficos de Pardo Bazán a la Biblioteca de Galicia –biblioteca central del sistema gallego de bibliotecas y centro de conexión de la Rede de Bibliotecas Públicas con el ámbito internacional– se contribuirá a garantizar su custodia y conservación en óptimas condiciones”.

Paralelamente, hace falta recordar que el proceso para incorporar el Pazo de Meirás al patrimonio público está en manos de la Administración general del Estado. De hecho, y toda vez que la Xunta de Galicia –en cumplimiento de un acuerdo parlamentario– ya remitió el informe de la Comisión de expertos al Ministerio de Justicia, los siguientes pasos deben ser valorados por el Gobierno central. Precisamente, este asunto se abordó en la reunión mantenida el pasado octubre con el ministro de Cultura.

La biblioteca de Pardo Bazán

La propietaria inicial de las Torres de Meirás, la escritora gallega Emilia Pardo Bazán, creó una biblioteca con cerca de 17.000 volúmenes de un alto valor bibliográfico e histórico. Una parte sustancial de esa biblioteca fue donada a la Real Academia Galega (RAG) en 1978, fondos que se pueden consultar en la Casa-Museo Pardo Bazán en A Coruña, un espacio gestionado por la RAG.

El mismo año de la donación a la RAG, la Torre de Meirás que albergaba la biblioteca sufrió un incendio que afectó, sin conocer de manera precisa su dimensión, al conjunto de la biblioteca. Actualmente se calcula que restan en la biblioteca alrededor de 4.000 volúmenes, aproximadamente.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar