PSOE y PP pactan un Consejo General del Poder Judicial presidido por un magistrado conservador

PSOE y PP han acordado que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) estará presidido durante los próximos cinco años por el magistrado de perfil conservador Manuel Marchena, en sustitución de Carlos Lesmes, quien termina su mandato en diciembre. El pacto incluye que el Consejo contará con una mayoría de vocales de corte progresista, 11 en total, frente a 9 conservadores.

La nueva situación de Manuel Marchena le impedirá continuar al frente de la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo, encargada de dictar sentencia en el caso del proceso independentista en Cataluña, cuyo juicio, en principio, está previsto que se inicie en unos dos meses en el Alto Tribunal. La salida de Marchena dejará al magistrado Andrés Martínez Arrieta, de perfil progresista moderado, al frente del tribunal encargado del asunto del procés.

Los diarios inciden en que el pacto, el primero entre el Gobierno de Pedro Sánchez y el PP de Pablo Casado en la presente legislatura, se ha producido a pesar de que el Gobierno aspiraba a situar por vez primera a una mujer al frente del órgano de gobierno de los jueces y del Supremo, pero el Ejecutivo ha cedido en favor del consenso y ante un nombre con prestigio y experiencia de gestión en el Supremo.

Por otro lado, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunió ayer en La Moncloa con el líder de Ciudadanos, Pablo Iglesias, para informarle de los resultados del acuerdo. Los periódicos recogen que, a pesar de su rechazo a Manuel Marchena, Podemos alcanzó un principio de acuerdo con el PSOE, al entrar en el CGPJ el magistrado del caso Gürtel José Ricardo de Prado; la exdiputada de esa formación Victoria Rosell; el juez que llevó ante la justicia europea la ley hipotecaria, José María Fernández Seijo, y la presidenta de la Audiencia de Navarra, Esther Erice.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, dijo que la intención del Gobierno, ha sido “no alargar ni un día más” la cuestión de la renovación del CGPJ, El líder del PP, Pablo Casado, subrayó que Manuel Marchena es “un jurista de los mejores que haya tenido España en las últimas épocas y que cuenta con el respeto de toda la profesión y con el respeto de los españoles”. La portavoz de la Ejecutiva de Podemos, Noelia Vera, confirmó la participación de su partido en las negociaciones con el Gobierno para las elecciones de los vocales.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, rechazó el acuerdo y recordó que Pedro Sánchez, en 2014, se comprometió a un CGPJ “verdaderamente independiente del Gobierno”. Rivera calificó como “una vergüenza” que “en pleno siglo XXI se negocien los jueces a dedo entre Ferraz y Génova”.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, dijo ayer que la propuesta del PSOE y del PP de designar al magistrado Manuel Marchena es “un premio y un pago a los servicios prestados” por “la represión contra el independentismo catalán”. También el presidente del PDeCAT, David Bonvehí, calificó como “promoción” el acuerdo para poner al juez Manuel Marchena al frente del Poder Judicial, tras lo que subrayó que forma parte de una “estrategia del Estado español contra los políticos catalanes.

El pacto entre el PP y el PSOE para designar el presidente del CGPJ no ha gustado a las asociaciones de jueces. Así, el portavoz de la Asociación Francisco de Vitoria, Raimundo Prado, se preguntó: “¿Qué independencia puede existir en el Consejo si antes de que los vocales sean elegidos ya se sabe que están condicionados en su primera decisión?” Según Prado, PP y PSOE se han saltado “a la torera” la Ley Orgánica del Poder Judicial”, en el sentido de que el presidente del CGPJ debe ser elegido por los vocales.

El presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Manuel Almenar, mayoritaria entre los jueces, expresó su deseo de que el anuncio del pacto “no afecte a la apariencia de independencia ni a la credibilidad de la Justicia”. El portavoz de Juezas y Jueces para la Democracia, Ignacio González Vega, señaló que “se ha perdido una oportunidad para nombrar a una mujer progresista al frente del CGPJ y del Supremo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar