Galicia, Asturias y el Gobierno central cerraron el acuerdo de pedir a Alcoa que retire el ERE

El presidente del Gobierno gallego acordó con el Gobierno central una posición común para pedir a Alcoa que retire el ERE extintivo que pretende llevar a cabo y un paquete de medidas para dar un marco estable al conjunto de la industria electrointensiva.

Durante la reunión que el presidente de la Xunta mantuvo en Madrid con las ministras de Industria y Transición Ecológica, Reyes Maroto y Teresa Ribera, respectivamente, con el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, con el alcalde de A Coruña Xulio Ferreiro, y con la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, acordó la constitución de una mesa de trabajo en la que estén presentes el comité de empresa y la propia Alcoa, para evaluar el futuro de las plantas de Galicia y Asturias.

Así como ya se había hecho en la reunión celebrada en octubre con representación del Gobierno central, de los gobiernos autonómicos y municipales, volvieron a instar la Alcoa la que retire el ERE extintivo y que se abra un proceso de negociación para encontrar alternativas a las plantas de Galicia y Asturias.

Al hilo de esto añadió la importancia de las medidas propuestas, tanto las de carácter inmediato como las estructurales. En concreto, valoró que el Gobierno central aceptara desarrollar dos acciones de manera inminente: la activación de la subasta de interrumpibillidad y el pago del coste de compensación de emisiones de CO2 previstas ambas para este mismo año.

Asimismo, el presidente de la Xunta consideró fundamental que el Ministerio se comprometiera a trabajar para conseguir un marco energético estable para el conjunto de la industria electrointensiva, ya que eso tendrá importancia para la urgencia que supone la situación actual Alcoa pero también para toda la industria electrointensiva. “Hay miles de puestos de trabajo que dependen de esta industria”, abundó, citando expresamente la planta que Alcoa tiene también en Cervo.

En este sentido, Feijóo valoró la posición común adoptada por todas las administraciones, ya que “es importante coincidir en el diagnóstico y también en el tratamiento del problema”.

Para concluir, recordó que “estamos en una contrarreloj, toda vez que el ERE presentado por Alcoa comenzó a finales de octubre”. Por esto, insistió en la necesidad de mantener abierta una interlocución al máximo nivel para defender los intereses de los trabajadores de A Coruña y Avilés, que suponen 700 puestos de trabajo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar