El Tribunal Supremo había cargado a los clientes los impuestos de las hipotecas

 

Después de 48 horas de debate y discrepancias internas entre los 28 magistrdos del Tribunal Supremo, la Sala de la Contencioso Administrtivo ha decidido que fueran los clientes quienes se hacieran cargo de los impuestos sobre actos jurídicos documentados, en una decisión a favor de las entidades bancarias. La decisión estará anuaada en breve por la aprobación de un decreto-ley por el Consejo de Ministros.

En la votación final el fallo ha decidido la aprobación por 15 votos frente a 13. Varios recursos presentados en las últimas horas fallaron a favor de las entidades bancarias, lo que vuelve a la jurisprudencia anterior, en favor de los bancos.

Inicialmente, el pleno del Supremo aplazó inicialmente la decisión sobre quién debe pagar el impuesto de las hipotecas al no lograr un acuerdo tras las primeras ocho horas de debate. Los magistrados reanudarron posteriormente sus deliberaciones a la segunda jornada.

La sesión en la que participaron inicialmente 28 de los 31 miembros del pleno concluyó sin una respuesta sobre si se debe mantener el criterio establecido el pasado 16 de octubre, que fijaba que el banco debe abonar el tributo. En primer lugar, se debatió sobre si los tres recursos que se iban a estudiar para fijar el criterio definitivo debían ser admitidos a trámite. Sometido a votación este asunto, la mayoría se mostró favorable a tramitar los recursos.

Posteriormente, el pleno se centró en debatir quién sería el sujeto pasivo del impuesto de actos jurídicos documentados. Según las fuentes consultadas, no hubo un criterio unánime, ya que mientras unos se mostraron a favor de conservar la anterior jurisprudencia, que establecía que el impuesto debía abonarlo el cliente; otros, en cambio, apoyaron el cambio de doctrina adoptado recientemente.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar