Sánchez critica desde Milán los extremismos políticos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmó desde Milán que el extremismo nunca es la solución a problemas complejos, y puso como ejemplo de “moderación” su gestión en España, reivindicando los valores tradicionales de la socialdemocracia para reforzar el proyecto común europeo. En España, dijo, “cotiza al alza la responsabilidad y cotizan a la baja la radicalidad y el extremismo”. En su intervención en el Foro per l´Italia, organizado por el Partido Democrático, Sánchez destacó el “honor” de poder estar con la Italia “que no se resigna al miedo ni al desencanto” y “que no olvida su historia para no repetirla”. Los socialistas españoles dijo, dan “un paso al frente” para recuperar a la Italia “abierta” que Europa necesita, “porque el futuro no está escrito, como se ha demostrado en España, donde muchos pensaban que un partido progresista no volvería a gobernar”. Para Sánchez, la diferencia entre los socialistas y los extremistas es que los primeros usan la palabra para acordar y los segundos para insultar y difamar por carecer de proyecto político.

Tras la intervención del presidente del Gobierno español, tomó la palabra la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, quien elogió la gestión que está llevando a cabo Sánchez, al que definió como “una luz de esperanza” que está mostrando “la mejor cara de Europa”. En la reunión previa que ambos mantuvieron, Sánchez, según fuentes españolas, trasmitió su deseo de que se acelere el proceso de integración europea como respuesta a los eurófobos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar