20 años del helipuerto de O Campiño:4.300 horas de vuelo y 3.400 incendios

El helicóptero con base en O Campiño, en Pontevedra, participó en las labores de extinción de un total de 3.418 incendios forestales desde 1998, año de creación de estas instalaciones. Además, completó 4.307 horas de vuelos en estos mismas labores e hizo cerca de 36.000 descargas de agua, lo que supuso mover unos 46,7 millones de litros. Estas cifras dan idea de la intensidad del trabajo realizado desde esta base, que fue destacado por el conselleiro del Medio Rural, José González, durante su visita a estas instalaciones, acompañado por el director general de Ordenación Forestal, Tomás Fernández-Couto.

El titular de Medio Rural participó en la jornada de puertas abiertas de la base, a la que asistieron unos 70 alumnos de la ESO del colegio Salvador Moreno de Pontevedra. Los niños tuvieron la oportunidad de conocer la actividad de la base interactuando directamente con su personal y asistieron a una charla sobre la importancia del bosque y de las medidas preventivas para evitar los incendios. Los jóvenes también presenciaron demostraciones del camión de los bomberos forestales y recibieron explicaciones sobre el funcionamiento del helicóptero.

En la base de O Campiño trabajan un total de 51 personas en época de peligro alto de fuegos, contando tanto a los agentes como a los jefes de brigada, bomberos, emisoristas, personal de mantenimiento y conductores de motobomba. Asimismo, también hay destinados dos pilotos, dos copilotos y otros tantos técnicos de mantenimiento de la aeronave.

Centro de formación

Estas instalaciones funcionan además como centro de formación y educación ambiental. En el período 1998-2018 participaron en estas acciones divulgativas más de 22.000 alumnos, con un promedio de visitas de 21 colegios al año. En este 2018 la cifra llegó a casi 3.000 estudiantes, desde educación infantil hasta bachillerato. Esta base comenzó a operar el 1 de julio de 1998. Su situación geográfica, en la zona central de la provincia de Pontevedra, le confiere una posición estratégica, tanto para atender fuegos como para servir de punto de formación y divulgación. Además, es el centro de referencia en caso de fuego forestal en el Parque de las Islas Atlánticas.

Galicia cuenta con un total de 21 bases aéreas para la lucha contra los incendios forestales. En ellas operan, en época de alto riesgo, una treintena de medios aéreos, contabilizando tanto los de la Xunta como los del Estado. Estos aparatos desempeñan un papel fundamental en la extinción de los fuegos y en la vigilancia y coordinación del dispositivo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar