La Xunta pide al Gobierno central tomar la iniciativa de Alcoa

El conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, compareció en el Parlamento de Galicia, a petición propia, para abordar el anuncio de Alcoa de cerrar las plantas tanto de A Coruña como de Avilés y solicitar al Gobierno central que tome la iniciativa para buscar soluciones a través del diálogo. En este sentido, aseguró que la Xunta seguirá apoyando al Estado en la defensa de los puestos de trabajo.

Conde pidió, también, la unanimidad de la Cámara para que apoye a la Xunta en la alianza con el Gobierno asturiano y con los trabajadores con el objetivo de mantener los empleos que están en juego y la actividad industrial.

“Con el compromiso unánime de todos es más factible una solución: es lo que esperan de nosotros los trabajadores y trabajadoras de Alcoa que esperan respuestas”, aseguró y puso en valor a aprobación por unanimidad, ayer en el Parlamento gallego, de una proposición no de ley sobre este asunto: “Ahora tenemos que ser todos responsables y cumplir con los acuerdos alcanzados en esta propuesta”.

Conde, que calificó el anuncio “de una muy mala noticia para Galicia y para el conjunto de España”, insistió en la importancia de dar una respuesta urgente y coordinada desde todas las partes implicadas y en la necesidad de recabar esfuerzos.

En este sentido, recordó las reuniones mantenidas por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tanto con el comité de empresa de A Coruña como con su homólogo asturiano, así como la reunión mantenida ayer en Madrid y en la que el conselleiro se reunió con representantes del Gobierno central y asturiano, con la empresa y con los trabajadores, lamentando la falta de corresponsabilidad de las dos partes que pueden acercar soluciones la esta situación: el Estado y Alcoa.

“La decisión de Alcoa y la indecisión del Gobierno pueden ser la antesala de una crisis del sector industrial en España y Galicia”, apuntó e incidió en que que el levantamiento, por parte de la empresa, del expediente de regulación de empleo, y la concreción, por parte del Gobierno español, en el establecimiento de un sistema que aporte certeza son las únicas vías para encontrar una solución.

Conde advirtió de que están faltando respuestas por parte del Gobierno central -el único con competencias en la materia- a una situación que la industria electrointensiva, y en concreto Alcoa, venía arrastrando desde hace meses.

Tal y como explicó Conde, la Xunta, en diferentes reuniones entre los Gobiernos central y autonómico, ya le había trasladado la necesidad de abordar el tema de la interrumpibilidad y su preocupación por una situación que no es nueva pero para la que el anterior Gobierno siempre se encontró dispuesto a acercar soluciones, como un sistema de subastas, que aún no fue convocado por el Gobierno de Pedro Sánchez para 2019, y una partida de 150M€ en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 destinarlos a complementar los ingresos por interrumpibilidad.

El conselleiro dijo que no se está trabajando lo suficiente para poner en funcionamiento el sistema de compensación a la industria electrointensiva ni para garantizar a las empresas un precio de la electricidad estable y competitivo.

Afirmó que el Gobierno tiene en sus manos las medidas que pueden poner freno a los planes de la empresa y lo instó la que elabore un marco eléctrico estable, que dé certezas y no conduzca a la desconexión de la industria del país: “El Gobierno debe dar un paso adelante y acercar respuestas como clarificar el sistema de interrumpibilidad y ejecutar los fondos previstos”.

A pesar del resultado del encuentro de ayer, Conde insistió en que la agenda de la Xunta sigue abierta a próximos contactos que permitan encontrar una salida a esta situación.

El conselleiro finalizó recordando que la principal prioridad son los cientos de familias que están amenazadas por el ERE que acaba de presentar Alcoa y que todos los esfuerzos que se están realizando tienen un único objetivo: salvaguardar sus puestos de trabajo y abrir los máximos canales de diálogo para conseguir que la empresa revierta su decisión. Así, explicó que se está actuando desde lo plano institucional en diálogo abierto con el Gobierno, en alianza con Asturias y con los trabajadores: “Sus reivindicaciones, son hoy nuestras reivindicaciones”, subrayó Conde.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar