Feijóo anuncia una nueva normativa para recuperar los casos históricos

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó que la nueva Ley de rehabilitación y de regeneración y renovación urbana de Galicia agilizará la tramitación para la recuperación de cascos históricos y núcleos rurales.

Su objetivo básico es facilitar la recuperación del patrimonio construido, evitar su abandono y favorecer su transformación en un factor de dinamización económica y social. Así lo explicó el titular de la Xunta en la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de hoy, en el que se aprobó el borrador para poder someterlo al dictamen del Consejo Económico y Social de Galicia y, posteriormente, poder remitir la normativa al Parlamento para su tramitación.

Feijóo enumeró varias iniciativas aprobadas por el Gobierno gallego. Concretamente, se refirió al Plan Rexurbe, que permite rehabilitar viviendas en los cascos históricos de las villas y ciudades; al incremento de fondos para llevar a cabo acciones en áreas de rehabilitación integral; y a la bajada del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales en el caso de vivienda usada habitual, lo que sitúa a Galicia en el grupo de comunidades con la cuarta menor tributación en este ámbito.

Todas estas medidas serán completadas con la nueva Ley de rehabilitación y de regeneración y renovación urbana, que introduce varias novedades. En primer lugar, el presidente de la Xunta subrayó que no será necesario informe de la Dirección General de Patrimonio para llevar a cabo a rehabilitación de un inmueble salvo que sea un Bien de Interés Cultural (BIC) o un edificio con catalogación de protección integral.

“Eso significa que la Dirección General de Patrimonio va a informar entre un 30 y un 40% menos de expedientes”, precisó, justo antes de calificar esta nueva ley como la mayor apuesta por la agilización en la tramitación de licencias directas para poder rehabilitar edificios que no sean catalogados con la máxima protección patrimonial.

Caminos de Santiago

 

En concreto, la futura normativa simplificará los trámites de intervención en las viviendas ubicadas en los Caminos de Santiago y en los núcleos rurales y urbanos. Así pues, se concederá una licencia directa con la condición de que, como señaló Feijóo, no afecte a elementos específicamente protegidos.

De este modo, la futura normativa ampliará los supuestos de concesión de licencias directas por parte de los ayuntamientos, sin necesidad de contar con la autorización previa de la Administración autonómica, para los siguientes trabajos: cambios de cubierta y actuaciones en carpinterías exteriores, fachadas o en el interior de edificaciones.

Asimismo, señaló que la noticia normativa permitirá agregar edificios entre sí a través de una unión interior para rehabilitar viviendas y poder vivir en ellas. También posibilitará la unión de locales de negocio aunque pertenezcan la distintas viviendas o la demolición y reforma de la fachada en edificios con protección ambiental si se encuentran en situación de ruina.

De igual manera, la nueva norma establecerá un régimen sancionador específico para luchar contra las pintadas en edificaciones históricas o ámbitos protegidos, que podrán ser consideradas sanciones leves o graves y las multas irán desde los 300 a los 150.000 euros.

Para aquellos supuestos que contemplen infracciones muy graves sobre patrimonio, como demoliciones, destrucción o daños irreparables, ya se aplica la Ley de Patrimonio Cultural.

En conclusión, esta ley, una de las más importantes que se prevé aprobar en esta legislatura, suprimirá las trabas y dificultades para quien acomete actuaciones de rehabilitación y garantizará también planificación y calificación técnica en las intervenciones.

Su objetivo no es otro que alcanzar una Galicia más atractiva para vivir, trabajar y visitar, para lo cual se facilita la recuperación del construido, se fomenta la cultura de la rehabilitación y se impulsa la dinamización económica, social y demográfica.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar