El Gobierno considera rotas las relaciones con el presidente del PP

El Gobierno ha dado por rotas las relaciones con el presidente del PP, Pablo Casado, al considerar que “ha perdido el respeto institucional”, según precisaron anoche fuentes del Palacio de la Moncloa. El Ejecutivo ha tomado esta decisión después de que Casado acusase en el Congreso al jefe del Ejecutivo de ser “partícipe” de un golpe de Estado. Previamente, en el Congreso, tras tachar de “inaceptable” la acusación, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez avisó a Casado, en tono severo:”¿Mantiene estas palabras sí o no? Si las mantiene, usted y yo no tenemos nada más de qué hablar”. Después de que Casado insistiera en que el Ejecutivo “es responsable de que no se pongan medidas para atajar el golpe de Estado” en Cataluña, Sánchez volvió a preguntarle si retiraba o no la “acusación”, añadiendo que con su estrategia de oposición, Casado “no beneficia al PP”, sino “a Ciudadanos y a VOX”.

Ante la ausencia de rectificación, las fuentes del Gobierno antes citadas recalcaron por la noche que daban por rota la relación con el líder de la oposición Posteriormente, el PP respondió que “el que se hace el ofendido, ha perdido el debate”. Desde el partido se instó al presidente del Gobierno a “que rompa con los que están en la cárcel por intentar un golpe de Estado, no con el PP que le ofrece los votos del Senado para aplicar el 155 y restaurar el orden constitucional en Cataluña”.

El secretario de Relaciones internacionales del PP, José Ramón García Hernández, tras conocer la reacción del Ejecutivo, insistió en que “aquí los golpes de Estado ya no los pegan los militares. Son como lo visto en Cataluña. Si a Pedro Sánchez no le gusta esa realidad, que la cambie. Que rompa con los independentistas y convoque elecciones”, dijo.

Por otra parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, apeló al Gobierno a desmarcarse del pacto con los independentistas y con Podemos. “El PSOE debe volver al constitucionalismo”.

Por su parte, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, acusó al líder del PP de “banalizar el significado de un golpe de Estado”. El portavoz de ERC, Joan Tardà, señaló: “Señor Casado, ustedes nos fusilarían; el señor Rajoy, no: nos metería en la cárcel”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar