Manuel Baltar en Palencia: “La despoblación se produce por el envejecimiento y el desarrollo como aliados”

El presidente de la Deputación de Ourense, Manuel Baltar, en el “III Congreso nacional sobre despoblación rural”, que se celebra en Aguilar de Campoo (Palencia) que la batalla contra la despoblación “debe darse considerando al envejecimiento y al desarrollo como aliados, no como realidades sociales enfrentadas”. Baltar sostiene que la clave está en “prestar servicios que no dependan ni de la edad ni del número de habitantes de un territorio, sino de la eficacia y la calidad”.

En este sentido, propuso ver el reto demográfico “como una oportunidad para desarrollar políticas innovadoras en el rural, como haremos en Ourense con el proyecto demográfico que nos permitirá ensayar iniciativas socioeconómicas a las que se enfrentará la Europa de 2050 y que hoy tenemos en nuestro entorno”, y expuso en su ponencia las iniciativas que la Diputación de Ourense impulsa en esta materia: ayudas a la natalidad, planes de empleo y juventud, el proyecto “Provincia Inteligente” y el que será el primer “Observatorio del Rural” de España, “una plataforma que permitirá analizar mercados, competitividad, perspectivas de empleo y proyectos de innovación aplicados al medio rural de la provincia de Ourense”.

 

Asimismo, Manuel Baltar defendió, como presidente de Partenalia, la red europea de gobiernos provinciales, que el nuevo marco financiero 2021-2027 de la UE “aumente los fondos para el desarrollo de proyectos contra la despoblación”, como le trasladó recientemente a Jean Claude Juncker en la reunión que mantuvieron en Bruselas en la Semana Europea de las Regiones, abogando también por “una gestión directa de los mismos por parte de los gobiernos provinciales”.

“Los proyectos y las ideas no se desarrollan solos –remarcó-, deben ir acompañados de una financiación acorde a realidad social que viven nuestras provincias, con una Política de Cohesión y una Política Agrícola Común que respalden fuertes inversiones para el rural en el próximo presupuesto”.

Objetivo estructural y de país

Por ello considera que la demografía y la despoblación deben ser “un objetivo de país, elementos estructurales de la política social”, expresó Baltar, señalando “el papel de liderazgo que en este sentido tiene la Diputación de Ourense, priorizando la cooperación con los ayuntamientos en términos de “excelencia social sobre la eficiencia económica”, “porque el territorio no debe medirse solo en números sino en el sentimiento de pertenencia e identificación con una realidad histórica. No somos “del rural”, somos “el rural”, y la fortaleza de ese vínculo es la que nos anima como representantes públicos a trabajar en la línea de su desarrollo continuo”, expresó Manuel Baltar.

El presidente destacó que el problema de la despoblación “está en la agenda de las administraciones, y las entidades locales deben ser claves para afrontarlo”, y en este sentido defendió “potenciar los recursos endógenos –entre los que citó el ejemplo del termalismo en la provincia de Ourense-, porque se trata de fijar población, y para ello la cooperación entre territorios es básica”. Además, incidió en la importancia de las infraestructuras y las comunicaciones, remarcando el “avance histórico” que para Ourense supondrá la llegada del AVE; así como la situación geográfica singular de ser la provincia con más frontera internacional del Estado, “la que tenemos con Portugal, algo que debemos aprovechar para desarrollar proyectos empresariales que dinamicen el territorio”.

En esta cumbre sobre despoblación se dan cita más de 40 expertos y representantes institucionales, quienes analizan estrategias sobre el reto demográfico. Baltar presentó las experiencias impulsadas por la Diputación de Ourense en una jornada en la que también intervinieron los presidentes de las diputaciones de Huesca, Castellón, Jaén y Palencia, abordando el papel de las administraciones locales en la lucha contra la despoblación y las propuestas que desarrollan en sus territorios.

Asimismo, participaron la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén; el secretario general de FEMP, Carlos Daniel Casares; la comisionada del Gobierno frente al Reto Demográfico, Isaura Leal; el presidente de la Federación Regional de Municipios de Castilla y León, Alfonso Polanco; y la alcaldesa de Aguilar de Campoo, María José Ortega Gómez.

En el congreso, organizado por la Diputación de Palencia y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), con la colaboración del Ayuntamiento de Aguilar de Campoo, se debatieron propuestas enfocadas a frenar la regresión poblacional del rural, para perfilar una estrategia nacional ante el reto demográfico, con ponencias sobre conectividad digital, equilibrio entre lo rural y lo urbano, y experiencias de éxito desarrolladas en el ámbito provincial.

Todas las administraciones participantes coincidieron en que al reto demográfico hay que hacer frente sin demoras desde todos los niveles de gobierno, como dijo la comisionada del Gobierno frente al Reto Demográfico, Isaura Leal, destacando que es un debate “necesario” porque en él reside “el éxito de la sociedad y la esperanza de vida, y pone de relieve la necesidad de prestar servicios en igualdad”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar