Sánchez e Iglesias oficializan un acuerdo para los Presupuestos Generales

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, firmaron en el Palacio de la Moncloa el acuerdo sobre el proyecto de ley de Presupuestos para 2019. El acuerdo incluye la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros, lo que supone el incremente de un 22,3%. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero valoró el acuerdo que permitirá presentar unas cuentas públicas “valientes y sostenibles” que cumplirán el objetivo de déficit comprometido con Bruselas.

Además de la subida del SMI, el pacto establece un aumento de presupuesto para el plan estatal de vivienda con mayor protección a los inquilinos y la posibilidad de que los ayuntamientos regulen los precios del alquiler. Asimismo, la aprobación de permisos de paternidad iguales e intransferibles y mejoras para las ayudas en dependencia. Las pensiones mínimas y no contributivas subirán un 3% en 2019, mientras que el resto aumentarán un 1,6%, según el IPC previsto para el año que viene. Se propone la reforma “profunda” del bono social eléctrico y la creación de un bono general, que incluirá el bono gasista. De igual modo, el acuerdo prevé un aumento de la financiación de becas y ayudas al estudio, así como la reducción de las tasas universitarias a los “niveles previos a la crisis”.

El acuerdo incluye un paquete de medidas fiscales que tienen como objetivo aumentar la tributación de las rentas más elevadas, gravar servicios digitales, suavizar la carga sobre pymes y autónomos y rebajar el IVA sobre los productos de higiene femenina (del 10% al 4%) y los servicios veterinarios (del 21% al 10%). En conjunto, estas medidas pueden incrementar la recaudación en 5.678 millones, según la ministra de Hacienda.

El tipo máximo del IRPF se elevará dos puntos para las rentas a partir de 130.000 euros y aumentará cuatro puntos para los ingresos superiores a 300.000 euros. Se establecerá un tipo mínimo en el impuesto de Sociedades del 15% sobre la base imponible, que será del 18% para los sectores financieros y de hidrocarburos. El impuesto sobre el Patrimonio se incrementará un 1% para las fortunas de más de 10 millones de euros.

El acuerdo también prevé la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral de 2012 antes de que finalice 2018. Asimismo, el pacto incluye el compromiso de impulsar la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana -conocida como ley mordaza- y modificar algunos artículos del Código Penal que afectan al ejercicio de la libertad de expresión, de reunión y de información. Entre ellos, aquellos que castigan las injurias a la Corona y la ofensa a los sentimientos religiosos.

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, dijo que el presidente se implicará “en primera persona” en el objetivo de “conciliar el mayor apoyo” posible de las fuerzas políticas al acuerdo presupuestario alcanzado con Podemos. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Celáa afirmó que el Gobierno es “optimista” respecto a la posibilidad de conseguir el apoyo de todos los grupos parlamentarios, excepto PP y Ciudadanos, que ya se han “autoexcluido”.

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, afirmó que el pacto alcanzado con el Gobierno es “un acuerdo responsable” y se mostró convencido de que Bruselas “dará el ok”. Además, se mostró convencido de que lograrán sumar a ERC, PDECat, PNV y Compromís para lograr la mayoría parlamentaria necesaria para aprobarlos. Dirigentes de Unidos Podemos como la portavoz adjunta del grupo en el Congreso, Ione Belarra, y el secretario de Organización, Pablo Echenique, consideraron el pacto presupuestario con el Gobierno como el primer paso “importante” para un acuerdo marco con el PSOE, pero no un acuerdo de legislatura porque para eso creen que tendrían que formar parte del Ejecutivo.

 

PRESUPUESTOS PAÍS VASCO

Los partidos nacionalistas se mostraron ayer abiertos a la negociación tras conocer el acuerdo logrado entre el Gobierno y Podemos. Desde el PNV, su portavoz, Aitor Esteban, afirmó que su partido hará un planteamiento presupuestario que sea “factible y razonable”. Fuentes del grupo vasco se mostraron abiertas al diálogo.

Tanto ERC como el PDECat condicionaron cualquier negociación a que el Ejecutivo aborde la situación de los presos independentistas y acceda a discutir sobre un referéndum de autodeterminación. En este sentido, se expresó el líder de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, quien advirtió que su partido no negociará si no hay antes “movimientos inmediatos”.

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, advirtió ayer de que los Presupuestos que plantea el acuerdo entre PSOE y Podemos son “imposibles, irresponsables y suicidas” y señaló que o los “tumba” la Comisión Europea o estas cuentas “tumban a España”. Al respecto, el portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, presentó ayer ante la Comisión Europea una batería de preguntas para conocer su posición sobre el impacto en el déficit público que tendrán los Presupuestos pactados por el Gobierno del PSOE y Podemos.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, también censuró el acuerdo, que, en su opinión, implica aumentar la presión fiscal a la clase media trabajadora y “disparar” el gasto.

Mientras, los agentes sociales discrepan por la subida del salario mínimo a 900 euros. La CEOE considera que vulnera la política de negociación colectiva. Por su parte, UGT y CCOO avalan el acuerdo, pero piden modificar la reforma laboral de manera profunda.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar