El presidente de la Xunta llama a los gallegos a visitar “Castelao Maxistral” en el Gaiás

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, anima a todos los gallegos a visitar Castelao Maxistral, una muestra, dijo, que marcará un hito en las exposiciones del Gaiás con su obra intemporal y universal, “algo que solamente sucede con los grandes genios capaces de interpretar el fondo del alma humana”. “Su obra ni pasa de moda, ni pertenece solamente a nuestra cultura. He aquí una demostración”, aseveró, durante el acto de inauguración.

A lo largo de la visita a la exposición, Feijóo aseveró que, además de disfrutar del que se ha denominado el Guernica gallego y tener una visión panorámica de la enseñanza entre los comienzos del siglo XX y el año 1936, “los más viejos sentirán los ecos de aquella barbarie, y los más nuevos se preguntarán asombrados si realmente fue aquí en Galicia donde sucedió el que relata este cuadro conmovedor”, dijo, en alusión a escenas semejantes y asesinatos atroces como el de Alexandre Bóveda que se produjeron en otros lugares de Galicia y de España donde el odio, el rencor y el instinto criminal se apoderaron de la realidad bajo diferentes banderas.

Asimismo, destacó que dentro de la última lección del maestro hay otra que es la capacidad de los pueblos como el gallego para desterrar esa maldición y emprender un camino juntos. E, incidió en la necesidad de transmitir a los chicos que acudan la esta muestra una reflexión que se inspira en esta obra maestra de Castelao: “La libertad, la convivencia, la tolerancia, son valores que no se protegen solos”, recordó, haciendo hincapié en que se no se cuidan o se se piensa que son algo superfluo, “pueden esvanecerse y aparecer de nuevo las fuerzas oscuras”.

El presidente de la Xunta recalcó que este cuadro podría representar escenas que se producen en territorios donde los derechos humanos y la convivencia solamente forman parte de los sueños. “Los verdugos de Alexandre Bóveda guardan parentesco con los de hoy. Las ideologías totalitarias que movían sus manos están presentes en el mundo actual bajo diferentes etiquetas”, afirmó, recordando que A derradeira leición do mestre de Castelao, el Guernica de Picasso, los Fusilamientos del tres de mayo de Goya, el Cain y Abel de Tintoretto, exponen la cara más oscura de la humanidad.

Para luchar contra esta amenaza, Feijóo subrayó que parte de la respuesta se encuentra también en la muestra Castelao Maxistral, al tratarse de un recordatorio del papel de la educación en el fomento de la convivencia. Un papel del que -como recordó el titular de la Xunta- sabían los emigrantes, que formaron un sinfín de sociedades de instrucción y sembraron su país natal con escuelas de indianos, en las que estuvo “el brote de la Galicia de la convivencia que hoy tenemos”. “La buena obra que somos, honra a los maestros que se ocupan y preocupan de abrir las ventanas del entendimiento para hacer de los niños personas libres y tolerantes”, abundó.

En esta misma línea, precisó que otras respuesta frente a los peligros siempre latentes contra la democracia es la propia vida de Alexandre Bóveda. “Quisieron matar a un galeguista que nunca compartió el totalitarismo de sus verdugos, como se demuestra en ese Estatuto de Autonomía del que fue uno de los grandes artífices. Aquella Constitución gallega contó con la aportación y el aliento de gallegos de diferentes tendencias que vieron en el autogobierno un punto de encuentro”, expresó, remarcando que el autonomismo, el federalismo de Castelao y Bóveda no se concibe para una parte del pueblo gallego, sino para la galleguidad en su conjunto y en su pluralidad.

Después de abogar por una memoria inclusiva y no excluyente que evite trasladar al presente querellas que ya fueron superadas por nuestra sociedad, Feijóo concluyó su intervención dando las gracias a todos los que hicieron posible la visita a Galicia del cuadro A derradeira leición do mestre: “Gracias a la Real Academia Gallega, al Consello da Cultura y, muy especialmente, a la Fundación Castelao y a la Fundación Alexandre Bóveda. Y gracias, por supuesto, al Centro Galicia de Buenos Aires, socios en la Fundación Galicia América. Pola su colaboración para que esto sea posible”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar