PP y Ciudadanos critican la pasividad del Gobierno socialista

Los máximos dirigentes de PP y Ciudadanos criticaron la pasividad del Gobierno ante los incidentes registrados en la jornada conmemorativa del 1-O en Cataluña.

El presidente del PP, Pablo Casado, cuestionó en un mensaje de Twitter “cómo es posible que el Gobierno no haga nada” y exigió a Pedro Sánchez la aplicación inmediata del artículo 155 de la Constitución “para restablecer el orden” y destituir al presidente de la Generalitat, Quim Torra. También reclamó “que convoque elecciones generales ya”. Por otra parte, propuso que las formaciones independentistas que “alientan o justifican la violencia” no reciban dinero público, por lo que solicitó una modificación de la ley de partidos “para que se pueda actuar ya” contra quienes “están llamando a la confrontación civil”. Casado participó ayer el en Foro ABC, que recoge en su portada las siguientes palabras del líder del PP. “Hay que tomar el control en Cataluña”.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se preguntó “dónde anda” el presidente del Gobierno “ante el caos y la violencia sembrada por los separatistas” en Cataluña. “Hoy se ha humillado a la democracia española. No tenemos un Gobierno, tenemos un desgobierno”, escribió en Twitter con el hashtag #EleccionesYa. Por su parte, los portavoces en el Parlament Inés Arrimadas y Carlos Carrizosa denunciaron los “insultos, señalamiento y abucheos” por parte de los “comandos separatistas”, tras verse obligados a salir escoltados de la Cámara por varios agentes. “Mientras, Torra les anima a seguir con la coacción y Sánchez dice que todo es normal”, lamentó Carrizosa.

Ciudadanos solicitó la celebración de un pleno extraordinario en el Congreso con la presencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra, para que aclare el “rumbo” en Cataluña en una especie de “debate sobre el estado de la Nación” en un momento de “extrema gravedad”. “Cataluña se ha convertido en un territorio sin ley”, según Rivera.

Por su parte, el Gobierno consideró que la jornada transcurrió de forma “asumible”, según el ministro de Fomento y número tres del PSOE, José Luis Ábalos, quien consideró que la apuesta por el diálogo en Cataluña ha permitido que la situación esté “algo mejor” que hace un año, cuando se ejerció “violencia para no poder votar” y se facilitó “el argumento que necesitaban los independentistas para victimizarse”. Por otra parte, lamentó los “discursos inflamados” y el llamamiento de Torra a mantener la “presión” de los CDR. “A un dirigente político hay que pedirle más responsabilidad que a nadie y no generar más frustración”, indicó, aunque no consideró que se trate de una “llamada a la violencia” y opinó que tiene una “relevancia relativa”. “Nos importan las acciones”, dijo.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, mostró su “condena y rechazo más rotundo” a los actos violentos y pidió “responsabilidad” al Gobierno catalán para “recuperar la convivencia”.

Por su parte, el expresidente del Gobierno José María Aznar comparó la actuación de los independentistas en Cataluña con el “golpe de Estado” de octubre de 1934 y advirtió: “Sin respeto a la ley no hay libertades, ni democracia ni orden ni convivencia posible. Nadie puede estar por encima de la ley”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar