El Banco de España reduce al 2,6% la previsión de crecimiento por el deterioro exterior

El Banco de España rebajó una décima el crecimiento previsto para 2018, hasta el 2,6%, debido, principalmente, al deterioro de los mercados exteriores a los que España exporta y, en menor medida, al encarecimiento del petróleo. Por los mismos motivos ha rebajado también dos décimas el crecimiento esperado para 2019, al 2,2%, y una décima el pronosticado para 2020, hasta el 2%, en un horizonte en el que la economía española seguiría avanzando por encima de su tasa de crecimiento potencial, que la entidad sitúa entre el 1% y el 1,5%.

El Banco de España calcula que entre julio y septiembre la economía creció un 0,6%, igual que el trimestre anterior, lo que refleja que la desaceleración persiste, pero no que la economía esté evolucionando a peor, según la entidad. Por el contrario, sí que han empeorado los riesgos que, en caso de materializarse, podrían llevar a revisar estas previsiones a la baja, sobre todo en el ámbito exterior con la amenaza del proteccionismo comercial y el empeoramiento de las condiciones financieras globales.

En el ámbito interno, según el supervisor, los riesgos se centran en un hipotético repunte de la incertidumbre política en Cataluña y en la falta de políticas económicas encaminadas al mantenimiento de la consolidación fiscal y la agenda reformista. Respecto a las reformas estructurales, el Banco de España señaló que no se deberían tocar algunos de los cambios llevados a cabo en el sector financiero y en materia laboral o de pensiones, que se han mostrado, según estas proyecciones, “especialmente valiosos” para aumentar la capacidad de la economía y el empleo.

El Banco incide en que la creación de empleo mantendrá el dinamismo, aunque también se desacelerará, mientras que la tasa de paro se ha revisado al alza para los dos primeros años, de manera que al cierre de 2020 bajará del 12%, Para la inflación, la entidad espera una moderación algo mayor a la prevista anteriormente con una media del 1,8% para 2018. Para el déficit público, el Banco de España prevé una desviación de una décima, hasta el 2,8%.

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, dijo ayer sobre la evolución de la economía que “las cosas están yendo algo peor de lo que pensábamos hace seis meses, pero desde luego o hablamos de un parón”, señaló.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar