El Gobierno encarga al Consejo de Estado la reforma para eliminar aforamientos

El Consejo de Ministros decidió ayer encomendar al Consejo de Estado la propuesta de reforma de los artículos 71.3 y 102.1 de la Constitución, que establecen el aforamiento de los diputados, senadores y miembros del Gobierno. La ministra portavoz, Isabel Celaá, explicó que la decisión del Ejecutivo de pedir al Consejo de Estado que “acote jurídicamente el procedimiento” asegura la “calidad democrática y jurídica” y “favorece el logro del consenso”.

El “objetivo político” del Gobierno es “reducir el aforamiento al estricto ejercicio de las funciones del cargo público”, de manera que los delitos relacionados con la corrupción no estén amparados por el aforamiento, precisó Celáa. La ministra dejó claro que reformar el artículo 56.3, sobre la inviolabilidad del Rey “no entra en absoluto en este paquete, de ninguna de las maneras”. “Es importante que la inviolabilidad se mantenga porque es el jefe del Estado”, dijo, y recordó que modificar esa parte de la Constitución requiere un “procedimiento agravado”, que implica la aprobación de Congreso y Senado, la disolución de las Cortes y la convocatoria de elecciones generales.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, criticó a Sánchez por haber “improvisado demasiado” al anunciar la supresión de los aforamientos. “Cuando se trata de reformar la Constitución no se puede improvisar ni sacar conejos de la chistera en una semana”, dijo, y señaló que “lo lógico habría sido sentar a las fuerzas políticas cuyos apoyos son necesarios para sacar adelante la reforma y hablar antes de hacer las propuestas”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar