Los teléfonos móviles dan lugar al 30% de accidentes por distracción de los conductores

El delegado del Gobierno en Galicia ha resaltado el alto índice de accidentalidad debido a las distracciones al volante y ha destacado la lucha que desde la Dirección General de Tráfico y las agrupaciones de tráfico de la Guardia Civil se ha emprendido contra este tipo de siniestros.

Así lo ha manifestado durante la presentación de la campaña contra las distracciones al volante que se desarrollará a lo largo de esta semana por parte de las jefaturas de Tráfico de las cuatro provincias gallegas, en una iniciativa que promovida por la Dirección de Tráfico se llevará a cabo hasta el domingo en todo el territorio español.

Javier Losada ha estado acompañado por la jefa provincial en A Coruña de Tráfico, María Victoria Gómez; el jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, Javier Molano; y la responsable de Aspaym Galicia, Isabel Díaz García. Aspaym es una asociación de lesionados medulares que colabora en esta campaña informando a los conductores de los riesgos de las distracciones al volante.

Según los datos de la Dirección General de Tráfico, en la actualidad las distracciones al volante ya suponen la causa de cerca del 30 por ciento de los accidentes en las carreteras interurbanas españolas. La mayoría de los siniestros tienen como origen el uso indebido de teléfonos móviles, navegadores GPS u otros dispositivos. En este sentido, es importante destacar que el uso del teléfono móvil multiplica por cuatro el riesgo de accidente equiparándolo al de hacerlo bajo los efectos del alcohol.

En la lucha contra este tipo de siniestros, la Guardia Civil de Tráfico ha impuesto en Galicia en los primeros ocho meses del año un total de 5.151 multas por uso indebido del móvil. Y en lo que va de año han fallecido 68 personas en las carreteras gallegas, 15 más que en 2017.

Javier Losada ha tenido un especial agradecimiento durante la presentación de esta iniciativa a los integrantes de Aspaym, entidad a la que calificó como “la fuerza de esta campaña”, resaltando que “contar sus experiencias personales a pie de carretera supone un esfuerzo pero también una gran muestra de solidaridad y compromiso”.

“Con esta campaña queremos que los conductores sean conscientes de que un gesto sencillo y habitual como contestar a un móvil, sintonizar la radio o encender un cigarrillo puede costarnos un accidente de tráfico, puede costarnos la vida”, ha reflexionado el delegado del Gobierno, que ha pedido de nuevo “responsabilidad, prudencia y atención en la carretera”.

Javier Losada ha insistido en la conveniencia de ser conscientes de que en un segundo a 120 kilómetros a la hora se recorren 34 metros, por lo que mientras marcamos un número en el móvil podemos recorrer alrededor de 440 metros sin mirar a la carretera, lo que viene a significar la longitud de más de cuatro campos de fútbol. Asimismo, mientras se enciende un cigarrillo, la distancia recorrida sin mirar a la carretera es de unos 130 metros.

El delegado del Gobierno significó que este tipo de campañas vienen derivadas por el alto porcentaje de accidentes que se producen en las carreteras convencionales, por lo que se reforzarán los controles en los tramos considerados más peligrosos de este tipo de vías con la presencia de patrullas integrales de motoristas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil equipadas con medios portátiles que les permitirán realizar acciones de control de velocidad, pruebas de detección de alcohol y drogas de manera autónoma sin necesidad de apoyo de los equipos de atestados ni de los equipos de control de velocidad.

De la misma manera, los paneles de señalización variables y las pantallas alfanuméricas de los vehículos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil advertirán a los conductores de la existencia de los controles, en un intento de recordar que distracción y velocidad es un binomio que aumenta significativamente los niveles de riesgo en la carretera.

Cabe destacar también que las distracciones pueden acarrear sanciones de 200 euros y pérdida de tres puntos en el carnet. Desde que se ha implantado el sistema de puntos, el 46 por ciento de las sanciones han sido por exceso de velocidad, el 11 por ciento ha sido por no usar el cinturón de seguridad, el diez por ciento por el uso indebido del móvil y el 9 por ciento por el consumo de alcohol.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar