Las ocurrencias y despistes de Carmen Calvo

Las ocurrencias y frases de Carmen Calvo llevan camino de convertirla en un elemento de la chirigota nacional. Algunas de sus afirmaciones ya han quedado inscritas para la historia: Aparte de que “el dinero público no es de nadie” o que “las amenazas de Torra no son amenazas”, también ha dicho que antes de cocinera fue “fraila” o “Deseo que la Unesco legisle para todos los planetas”, Pero esto es insuperable: “No podemos perder el dominio de la Ñ, que casualmente es la letra que está la palabra español”.

En una sesión del Senado, el senador Juan Van Halen hizo una cita sobre una frase de la ministra y concluyó “Calvo dixit”; es decir, Calvo dijo, y la aludida repllicó “Señoría, usted para mí nunca será Van-Halen «Dixi» ni «Pixi»; será su señoría, el senador Van-Halen, precisamente porque estamos en una Cámara de representación democrática en nuestro país, precisamente porque estamos en el Senado”. O sea, que no se enteró de nada.
Otra de sus frases célebres fue “Yo he sido cocinera antes que fraila.” También afirmó que “Un concierto de rock en español hace más por el castellano que el Instituto Cervantes”.Y durante un encuentro mundial de ministros de Cultura a favor de la diversidad cultural, (11 de junio de 2005) sentenció: “Deseo que la Unesco legisle para todos los planetas.” Pero se superó cuando, en una entrevista en ABC concluyó: “Estamos manejando dinero público, y el dinero público no es de nadie.” (29 de mayo de 2004).

Confundió a Leonardo de Vinci con Victor Hugo cuando dijo “lo que conduce y arrastra al mundo no son las máquinas, sino las ideas”. Otra frase insuperable la largó en la presentación del plan antipiratería del Gobierno: “La cultura no puede ser ni gratis, porque los creadores tienen que vivir de ella, ni cara, para que todos podamos acceder a ella. Por eso, hay que lanzar un mensaje esperanzador a los jóvenes, que son quienes cometen más estas actividades delictivas, porque su poder adquisitivo es menor y sus necesidades culturales más amplias”.

“No podemos perder el dominio de la Ñ, que casualmente es la letra que está la palabra español”. Eso lo dijo en el debate sobre “Políticas culturales en relación al libro y la lectura” celebrado el 1 de octubre de 2006 durante el Congreso de Editores Iberoamericanos celebrado en Madrid. Otras frases curiosas fueron éstas: “Yo transmito que soy muy yo, y que voy de yo por la vida. Soy una tía a la que no doblan. Yo no renuncio a mis vaqueros ni a nada. Cuando de ser ministra seguiré siendo yo, que es mi verdadero cargo.”

También afirmó que “La violencia contra las mujeres es el principal problema de España, así de claro”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar