Detenidos en Boiro cinco miembros de una familia por estafas bancarias

En el marco de la operación Picaruela II agentes de la Guardia Civil del puesto principal de Boiro llevaron a cabo a lo largo de varias semanas una serie de investigaciones encaminadas al esclarecimiento de varias estafas bancarias que se venían llevando a cabo de manera permanente en varias sucursales bancarias de localidades del Barbanza y limítrofes, dando como resultado de las mismas la detención de cinco personas de una misma familia residentes en Boiro, tratándose de tres varones, la madre de éstos, y la novia de unos de ellos, autora material de los hechos delictivos llevados a cabo. Todos ellos cuentan con numerosos antecedentes policiales siendo detenidos en otras ocasiones por hechos similares y por robos con fuerza en las cosas.

La forma de llevar a cabo las estafas bancarias era la siguiente: una de las mujeres, en concreto la novia de uno de los detenidos, contactaba con sus víctimas por internet a través de una aplicación de compra-venta de objetos nuevos y de segunda mano y con el pretexto de realizar una compra demandaba a sus víctimas el número de cuenta para llevar a cabo un ingreso de dinero al igual que la fotocopia de su DNI.

La autora escogía personas de unas características similares a las suya, y una vez con esos datos se personaba en las entidades bancarias simulando ser la titular de la cuenta, manifestando a los empleados de banca que había extraviado el DNI y aportando a veces una capturas de pantalla del móvil con su foto y que presentaban bastantes coincidencias físicas con la persona estafada y otras veces presentaba denuncia de haber extraviado su DNI bajo el nombre de la persona estafada.

Dicha persona a la hora de entrar en contacto con sus víctimas en la aplicación lo hacía con los datos de un varón al que previamente le había robado el DNI haciéndose pasar por éste. Para llevar a cabo estas acciones se valía de los otros detenidos que le daban cobertura, en el sentido de que la trasladaban de un lugar a otro a la vez que se repartían el dinero estafado.

A esta mujer, S.A.G vecina de Boiro y de 22 años de edad, se le imputan un total de dos delitos de estafa bancaria, tres delitos de estafa bancaria en grado de tentativa, seis delitos de usurpación de estado civil, un delito de simulación de delito (denuncia falsa), un delito de robo con fuerza en las cosas al igual que le figuraba una requisitoria judicial dimanante del Juzgado nº 2 de la localidad de Ribeira.

La otra mujer, M.A.M.S, vecina de Boiro y de 64 años de edad, es la suegra de la primera y se le imputa un delito de estafa bancara y dos de tentativa como coautora.

Los varones se corresponden con A.L.L.M. de 21 años vecino de Boiro, se le imputa como coautor de un delito de estafa bancaria y un delito de tentativa, A.L.M. de 21 años de edad, vecino de Boiro, se le imputa lo mismo que al anterior, siendo gemelos ambos, y M.L.M. de 28 años y también vecino de Boiro.
En total, lo estafado asciende asciende a unos 8.000 euros, y cabe reseñar que con anterioridad en el mes de Julio ya fueron detenidas tanto S.A.G como M.L.M por llevar a cabo estafas bancarias.

Se continúa con las investigaciones ya que no se descarta que los detenidos en los últimos días llevaran a cabo estas acciones reseñadas en otros lugares.

La Guardia Civil hace un llamamiento en el sentido de que tanto las personas que usan este tipo de aplicaciones al igual que el personal de las entidades bancarias sean sigilosos a la hora de aportar datos personales a otras personas a la hora de realizar compras, al igual que por parte de los empleados de las sucursales bancarias se exija siempre el D.N.I en todo tipo de operaciónes que se lleven a cabo.

De la instrucción de las diligencias se encarga el Juzgado de Instrucción número uno de la localidad de Ribeira.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar