El Gobierno no defenderá a Llarena en Bélgica

El Ministerio de Justicia no asumirá la defensa del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena por la demanda civil presentada en Bélgica por Carles Puigdemont y los exconsellers Meritxel Serret, Antoni Comin, Clara Ponsatí y Lluis Puig, en la que le acusan de falta de imparcialidad por unas declaraciones realizadas en febrero, que consideran ofensivas para su “honor” y su “integridad política y moral” y que vulneran la presunción de inocencia.

El departamento que dirige Dolores Delgado asegura en su respuesta al requerimiento del Consejo General del Poder Judicial, que admitió el amparo solicitado por el juez y reclamó a los ministerios de Justicia y Asuntos Exteriores que adopten las “medidas necesarias para asegurar la integridad e inmunidad de la jurisdicción española ante los tribunales de Bélgica”, que no asumirá “en ningún caso la defensa del juez Llarena por los actos privados que se le atribuyen”. No obstante dice que se personará ante la Justicia belga “si, en el momento de admitir a trámite la demanda” la autoridad judicial belga “menciona entre sus argumentos hechos o datos de la causa penal abierta en España” contra el expresident y los exconsellers o si se cuestiona la instrucción seguida en España en relación al proceso soberanista catalán.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar