Un argelino de 29 años, abatido por los disparos de los mossos en Cornellá

Una mosso d’esquadra mató a un hombre que había irrumpido en la comisaría de Cornellà de Llobregat (Barcelona) esgrimiendo un cuchillo e invocando a Alá, en un ataque que los Mossos d’Esquadra investigan como atentado terrorista y que consideran un hecho “aislado”. El ataque se produjo a primera hora de la mañana, cuando Abdelouahab Taib se abalanzó, cuchillo en mano, sobre la agente que le había abierto la puerta de la comisaría. La policía disparó mortalmente al asaltante.

Los Mossos d’Esquadra investigan el ataque como un “atentado terrorista” dada la “extrema gravedad” de los hechos, ya que consideran que el asaltante tenía “voluntad clara” de atacar y matar a la agente, según explicó en rueda de prensa Rafael Comes, jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Central.

El conseller de Interior, Miquel Buch, precisó que, de acuerdo con las primeras investigaciones, el ataque constituye un “hecho aislado” que tenía como objetivo a la policía catalana, al tiempo que felicitó a los Mossos por su “rápida intervención” para “neutralizar” al supuesto terrorista.

Ante la sospecha de la naturaleza terrorista del ataque, el juzgado de instrucción número 2 de la Audiencia Nacional ha asumido la investigación del caso. Asimismo, la Audiencia Nacional ha ordenado registrar el domicilio del asaltante. En el registro, los Mossos no han encontrado ni armas ni explosivos.

El Ministerio del Interior ha decidido mantener el nivel 4 reforzado de alarma antiterrorista tras el ataque a la comisaría de Cornellà, y ha activado un protocolo de medidas de autoprotección complementarias para los miembros de los cuerpos de seguridad. Para hoy se ha convocado una reunión extraordinaria del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo (CITCO), a la que han sido invitados los Mossos d’Esquadra, para evaluar toda la información que se dispone de este ataque.

El presidente del PP, Pablo Casado, anunció ayer que solicitará formalmente la convocatoria del pacto contra el terrorismo yihadista para analizar el “atentado frustrado” a la comisaría de Cornellà.

Abdelouahab Taib llevaba “varios años” en España y algo más de dos en Cornellà, según el relato de los vecinos. Se acababa de separar de su mujer, que  explicó que quería suicidarse porque era homosexual y temía que eso no fuera aceptado por la comunidad musulmana.

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar