España, Francia y Alemania lideran un frente europeo sobre inmigración

El pacto alcanzado esta semana por seis países europeos para que el buque Aquarius atracara en Malta puede ser el prólogo de un acuerdo marco sobre inmigración en el que trabaja el Gobierno español junto con el resto de los ejecutivos firmantes.

En la cumbre del Salzburgo del próximo 20 septiembre, añade el diario, se podría avanzar en las bases de una estrategia concertada para hacer frente al crecimiento del nacionalismo y la xenofobia en gobiernos europeos, como el caso del húngaro, el polaco, el italiano o el austriaco.

Para el Gobierno español, la solución aplicada esta semana para los 141 náufragos del Aquarius pone de relieve que la UE ha de disponer de una política estructural que contemple la gestión de los tres momentos de la operación de los barcos en el Mediterráneo: el rescate, el atraque y el reparto de los rescatados. “No podemos improvisar cada vez que aparezca un barco”, señalan fuentes del Ejecutivo.

El objetivo es que este procedimiento marco, que impulsan especialmente España, Francia y Alemania, incluya puertos predeterminados para un desembarco rápido y seguro, y una simplificación de los trámites para los solicitantes de asilo, así como una agilización de las respuestas. En cuanto a los inmigrantes sin papeles, el objetivo ha de ser su devolución a los países de origen, lo que obligaría a la UE a reforzar la cooperación con los gobiernos de los países originarios y de tránsito.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar