Hacienda retrasará los Presupuestos Generales del Estado

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, abrió la puerta a retrasar más allá de septiembre la presentación de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, con el objetivo de aprobarlos una vez que estén “pactados” con otras formaciones políticas. “Si no da tiempo a que se pacte con los grupos políticos en el mes de septiembre, y evidentemente lo importante es llegar a un acuerdo, podemos presentarlos en noviembre e igualmente entrarían en vigor el 1 de enero”, explicó en una entrevista concedida a la agencia EFE.

Montero adelantó que las cuentas públicas tendrán “un alto componente social” y avanzarán en “la recuperación de los derechos perdidos” durante la crisis, incluyendo, por ejemplo, políticas en materia de educación o de dependencia. En ese sentido, apuntó que los Presupuestos restablecerán la posibilidad de que las cuidadoras no profesionales de dependientes puedan cotizar a la Seguridad Social y recuperarán parte de la financiación que se concedía a las comunidades autónomas para estos servicios.

Según explicó Montero, el Gobierno ha planteado a los distintos grupos parlamentarios la posibilidad de pactar medidas que se incluirán en los Presupuestos durante las negociaciones para la aprobación del límite de gasto para 2019-2021, que volverá a las Cortes a finales de este mes. La ministra aseguró estar confiada en que logrará “apoyos suficientes para superar la negativa a la tramitación”, y añadió que si una formación política está de acuerdo con una parte de las cuentas pero no con otra, “a lo mejor la expresión de su voto tiene que ser una abstención”. Si el Ejecutivo saca adelante la senda de déficit, el techo de gasto para 2019 será de 125.064 millones de euros, un 4,4% más que en 2018.

El Ejecutivo ya prevé incorporar modificaciones fiscales en las cuentas del próximo año, aunque la ministra de Hacienda puso ayer en duda la introducción de algunos nuevos impuestos, como los anunciados a la banca, al diésel o a las empresas tecnológicas. Montero iniciará la reforma fiscal del Gobierno socialista con la inclusión en los Presupuestos de 2019 de una tributación mínima del impuesto de sociedades del 15% sobre la base imponible, que actualmente está en el 19%, cuando el tipo nominal es del 25%. En cuanto a las pensiones, la ministra subrayó ayer que “el Gobierno siempre ha querido que se vayan actualizando conforme a lo que se actualiza el coste de la vida”, aunque recordó que es una materia que corresponde al Ministerio de Trabajo y que dependerá de “los elementos” con que se cuente.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar