El Supremo ratifica la suspensión de Puigdemont y de los políticos en prisión

La Sala de Apelaciones del Tribunal Supremo confirmó la suspensión de cargo público de los cinco diputados catalanes que están en prisión preventiva, así como del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, todos ellos procesados en la causa abierta por el denominado procés. En el auto, la Sala desestima los recursos de apelación formulados por los encarcelados, al tiempo de señalar que la medida “no es fruto de una decisión discrecional” del juez instructor, Pablo Llarena, sino que está prevista en el artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

También se rechaza que la reacción del Estado haya sido desproporcionada, ya que a algunos procesados se les imputan “delitos de una especial gravedad”, al tiempo de recordar que los principios democráticos fueron “seriamente afectados cuando, desde posiciones de ejercicio del poder autonómico, se intentó derogar en Cataluña tanto el Estatuto de Autonomía como la Constitución, con el objetivo de declarar unilateralmente la independencia”.

La suspensión decretada por Llarena y ahora confirmada por la Sala afecta a los cinco diputados autonómicos en prisión (Oriol Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva y Jordi Sánchez), al igual que a Puigdemont, pero no al exconsejero fugado en Bélgica, Antoni Comín, que tiene pendiente recurrir en reforma y en apelación el auto de procesamiento.

Por otro lado, tanto el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, como el exconsejero de Exteriores Raül Romeva, pidieron ayer a través de un escrito recusar a los cinco miembros de la sala que juzgará a la cúpula del proceso unilateral para la independencia, al señalar que sus “valores, creencias e ideología” podrían entrar en “colisión” con los de los procesados y afectar a su parcialidad.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar