Sánchez y Macron sellan un acuerdo frente a la inmigración

Los presidentes de España y Francia, Pedro Sánchez y Emmanuel Macron, reafirmaron tras su reunión en el Palacio de La Moncloa su alianza para encarar el desafío migratorio en la UE y facilitar una mayor integración de los países comunitarios, lo que se plasmó en un documento de ocho puntos. El texto destaca que la cooperación mutua y de toda la UE con los países del sur es «un requisito sine qua non para construir un modelo migratorio basado en la solidaridad y el respeto a los derechos humanos». Sánchez se ofreció a convocar un encuentro de ministros europeos sobre inmigración, iniciativa recogida en el documento.

Macron advirtió de que las «soluciones nacionalistas» ante los flujos migratorios «sólo han tenido éxito a corto plazo» e insistió en que la «única vía es la cooperación». El presidente francés calificó de «ejemplar» la cooperación entre España y Francia en materia migratoria y aseguró que «la convergencia entre los dos países es auténtica».

Los diarios hablan de «buena conexión» generacional, política y de intereses comunes entre ambos mandatarios. Por la noche, el Rey ofreció una cena en el Palacio Real en honor de Macron, a quien Felipe VI definió como «un gran amigo de España y de nuestra democracia» y cursó una invitación para que vuelva en visita de Estado. El monarca afirmó que la cooperación franco-española es «fundamental» para la UE. «Nuestros países quieren y deben seguir construyendo el futuro de esa Europa fuerte, libre, justa y solidaria que nuestros ciudadanos demandan», dijo.

Otros asuntos destacados por los diarios sobre el encuentro entre Sánchez y Macron es el acto solemne sobre el fin de ETA que ambos presidirán el próximo 1 de octubre.

En la rueda de prensa posterior a la reunión, los presidentes expresaron sus reservas respecto al acuerdo en materia económica anunciado el miércoles por Estados Unidos y la Comisión Europea y abogaron por «preservar» los estándares europeos y mantener un respeto al multilateralismo. Sánchez resaltó la necesidad de «dialogar» y «negociar» con Estados Unidos antes de reclamar la retirada de los aranceles impuestos por Washington y la salvaguarda de la política agraria común, que describió como «fundamental para la economía y la sociedad española». Macron destacó igualmente que «Europa y Francia nunca quisieron ninguna guerra comercial», antes de destacar que la reunión entre Juncker y Trump, «permite rechazar cualquier forma de tensión y es positiva».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar