Feijóo demanda a Sánchez medidas económicas para Galicia

 

La  recuperación de inversiones para hacer efecivos los plazos de las obras del AVE, infraestructuras ferroviarias y la trasferencia de la autopista AP-9 fueron las demandas centrales del presidente de la Xunta,  Alberto Núñez Feijóo, en el encuentro con el ahora presidente, el socialista Pedro Sánchez, en el Palacio de La Moncloa.

Feijóo estableció como fundamental en la propuesta tomar las medidas económicas que demanda Galicia cuando se celebre el jueves el Consejo de Política Fiscal y Financiera, en la que se establecerá la financiación autonómica y la petición de que se tenga en cuenta en el reparto de fondos considerando el factor de dispersión territorial y el envejecimiento, dos factores que inciden de forma especial en Galicia.

Feijóo su satisfacción ante el compromiso del Gobierno central de mantener los plazos fijados por el anterior Ejecutivo para la llegada del AVE a Galicia en el último trimestre de 2019. “El AVE estará funcionando en pruebas el año 2019 conforme a los compromisos asumidos con el anterior Gobierno”, aseveró Feijóo en una rueda de prensa después de reunirse con el presidente del Gobierno.

“Esta fecha es un objetivo irrenunciable para los gallegos, para el Gobierno de Galicia y para su presidente”, aseveró el titular del Gobierno gallego, quien señaló que, a partir de esta fecha, la Agencia de Evaluación Ferroviaria comenzará a autorizar la comercialización de billetes.

En esta misma línea, Feijóo constató que se mantiene la fecha de alta velocidad Ourense-Lugo para 2021. Asimismo, explicó que la tramitación del AVE Ourense-Vigo por Cerdedo se encuentra en declaración de impacto ambiental, por lo que, una vez solventado este paso, Xunta y Gobierno central seguirán comprobando los plazos y los compromisos.

Del mismo modo, el presidente del Gobierno gallego hizo hincapié en la necesidad de adecuar el tramo ferroviario entre Coruña y Ferrol, por lo que la Xunta y Ministerio de Fomento profundizarán en este asunto para conseguir un tren competitivo entre ambas ciudades.

 

 

LA AP-9, A GALICIA

 

En el que respecta a la AP-9, Feijóo volvió a trasladar al Gobierno central la necesidad de transferir la gestión de esta autopista a Galicia puesto que su trazado transcurre íntegramente por la comunidad. A este respecto, valoró que el presidente del Gobierno le haya pedido tiempo para estudiar la posible transferencia de esta vía, que, recordó Feijóo, es jurídicamente viable y repercutiría en una mejora en la calidad del servicio prestado. Asimismo, constató que el Gobierno del Estado está trabajando para suprimir el peaje de la AP-9 en Redondela.

Las peticiones en materia de infraestructuras no sólo se limitaron al AVE y a la AP-9. De hecho, el presidente de la Xunta solicitó: que la autovía Lugo-Santiago esté completada a mediados del año 2020; que las obras en el tramo San Martiño-A Barrela finalicen conforme al plazo estipulado; y que la conexión ferroviaria al Puerto Exterior de A Coruña se licite en el primer semestre del 2019, entre otras cosas.

 

 

OLA DE FUEGOS Y EXPLOSION PIROTÉCNICA EN TUI

 

Otro de los asuntos centrales de la reunión entre Feijóo y Sánchez fueron las dos situaciones de emergencia que Galicia vivió en los últimos meses: por una parte, la ola de fuegos registrada en octubre y, por otra, la explosión pirotécnica de Tui. Sobre la primera, Feijóo solicitó a Sánchez que complete los compromisos que adquirió el Gobierno central el pasado mes de noviembre, con la transferencia de la última partida de ayudas por valor de cerca de siete millones de euros.

Sobre la explosión pirotécnica de Tui, el presidente de la Xunta recordó que es competencia exclusiva de la Administración central y, en consecuencia, pidió que se financien las tareas de desescombro; se complementen las ayudas autonómicas para la reconstrucción de viviendas; y queden exentas de pagar el IBI y los impuestos correspondientes a las ayudas aquellas personas cuya casa quedó destruida o inhabitable.

 

SECTOR NAVAL Y ENERGÉTICO

 

El titular de la Xunta le explicó al presidente del Gobierno que el futuro del naval depende, en buena medida, de la construcción de las cinco Fragatas F-110 de la Marina Española. Se trata de un contrato por valor de 4.000 millones de euros que garantizará la carga de trabajo en los astilleros de la comarca de Ferrolterra para la próxima década y que fue ratificado hoy por el presidente del Gobierno.

En materia energética, el presidente del Gobierno gallego reivindicó la importancia de las centrales térmicas de As Pontes y Meirama, que deben acometer importantes inversiones para adaptarse a la directiva europea de emisiones. A este respecto, Feijóo pidió garantías de continuidad en el marco regulatorio para que estas inversiones sean viables y un refuerzo en los pagos por capacidad de las centrales de generación gestionables.

Asimismo, constató la voluntad del Gobierno central de abordar en próximas fechas el trasvase de las aguas del río Miño a la población de Vigo y su área metropolitano para garantizar el correcto abastecimiento.

 

 

REFORMA DE LA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

 

En lo que respecta a la financiación autonómica, el presidente del Gobierno gallego apostó por reformar este sistema al considerar este paso clave para el futuro de la estructura territorial de España.

Asimismo, el titular del Gobierno gallego solicitó al Gobierno central que la futura reforma del sistema de financiación autonómica tenga en cuenta la pirámide demográfica de cada comunidad.

De hecho, Feijóo defendió que existen determinadas mejoras en la financiación autonómica que se pueden acometer de manera inmediata, entre ellas cumplir las disposiciones de la Ley de dependencia para que el coste del sistema se reparta a partes iguales entre la Administración central y la autonómica.

Pero además de la dependencia, ambos mandatarios hablaron sobre la sanidad pública. A este respecto, el presidente de la Xunta recordó que el mayor capítulo de gasto de las autonomías es la sanidad pública y que la estructura poblacional tiene una incidencia muy importante en su coste. En consecuencia, le trasladó dos peticiones al presidente del Gobierno: revisar los pesos de los diferentes grupos de edad para el reparto de los fondos y, en segundo lugar, que se cree un nuevo grupo para los mayores de 85 años.

Por su parte, Sánchez mostró su sensibilidad respecto a darle un mayor peso a la dispersión y al envejecimiento de la población en el próximo modelo de financiamiento autonómico.

En la reunión, Feijóo y Sánchez también abordaron la situación financiera de las comunidades autónomas, asunto en el que el presidente del Gobierno gallego mostró su absoluta oposición a que se condone la deuda pública de algunas comunidades. “No es admisible que se premie a las comunidades incumplidoras y se penalice a las que cumplimos”, destacó Feijóo, quien también subrayó que Galicia sigue teniendo pendiente el cobro de una compensación por no haberse beneficiado de la primera ola de mecanismos de liquidez.

 

 

XACOBEO 2021

 

En lo tocante al Xacobeo 2021, Feijóo requirió al Gobierno central que mantenga lo acordado con el Gobierno anterior, es decir, desgravaciones fiscales para los patrocinadores y dos sorteos de la Lotería Nacional.

Asimismo, solicitó su implicación, a través de la firma de un convenio de algo más de 100 millones de euros entre 2018 y 2021, para la protección y rehabilitación de los Bienes de Interés Cultural (BICs) que se encuentran a lo largo de los Caminos.

 

 

FONDOS EUROPEOS

 

El reparto de los fondos europeos fue otro de los asuntos abordados entre ambos mandatarios. En este sentido, defendió el mantenimiento de los fondos que reciben los ganaderos y agricultores gallegos dentro de la Política Agraria Común (PAC) y de la cuota que Galicia percibe de los fondos de cohesión.

Feijóo y Sánchez también hablaron sobre pesca, ganadería y agricultura, concretamente sobre los TACS y cuotas de 2019, la normativa de descartes y el origen de la leche en el etiquetado.

Sánchez aguardaba a Feijoó en la puerta de acceso de La Moncloa  y el presidente de la Xunta ha subido al encuentro con el presidente del Gobierno, que sucedió a Rajoy hace algo más de un mes por una moción de censura.

Sánchez y  Feijoó han posado en la puerta de entrada sonrientes, estrechando las manos, ante los medios de comunicación gráficos con las habituales banderas española y gallega de fondo.

Sánchez celebra con este su tercer encuentro con presidentes autonómicos desde su llegada al Gobierno.

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar