El maquinista del Alvia confiesa en el Congreso su dolor por la tragedia de hace 5 años

Francisco José Garzón, el maquinista del tren Alvia que sufrió el accidente en Santiago el 24 de julio de 2013 y en el que perdieron la vida 80 personas, ha comarecido en la comision de investigacion convocada por el Congreso de los Diputados cuando se cumplen cinco años de aquella tragedia en las inmediaciones de Santiago de Comostela.

Visiblemente emocionado y con lágrimas en los ojos, compareció  con su abogado ha reconocido que se despistó al recibir una llamada telefónica de un compañero desde el propio tren.

El empleado de Renfe ha confesado en medio de las preguntas formuladas por distintas fuerzas política que “preferiría haber muerto en el accidente si con ello se hubiera salvado algún pasajero” y añadió que su mayor deseo es “vivir en paz”.

El maquinista Francisco José Garzón y el interventor Antonio Martín Marugón comparecieron ante la comisión, junto a la directora de la oficina de atención a víctimas del operador ferroviario Renfe, Carmen Jiménez, y a representantes de asociaciones de víctimas, según el calendario divulgado hoy.

La comisión dió continuidad al trabajo con la comparecencia de los responsables de asociaciones de víctimas y familiares de los afectados.

El tren Alvia que efectuaba el recorrido entre Madrid y Ferrol descarriló en una curva al aproximarse a la capital gallega a las 20:41 horas del 24 de julio de 2013 cuando circulaba a 179 kilómetros por hora, según las cajas negras de la locomotora, pese a que el límite establecido era de 80 kilómetros por hora.

El exceso de velocidad es considerado como la principal causa del descarrilamiento, del ya se instruyó el proceso judicial para determinar los responsables de la tragedia, una de las mayores de España.

 

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar