Sánchez y Torra abren una etapa de diálogo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra, iniciaron una etapa de diálogo al coincidir en que hay margen para trabajar en la normalización de sus relaciones, pese a constatar la imposibilidad de un acercamiento respecto al derecho de autodeterminación y los presos. Sánchez y Torra, que se reunieron durante más de dos horas y media en el Palacio de la Moncloa, acordaron poner en marcha la comisión bilateral Generalitat-Estado para coordinar ambas Administraciones, prevista en el Estatut e inactiva desde 2011. Además, quedaron en volver a reunirse en otoño en Barcelona.
https://youtu.be/vgqcoEtze_8

Tanto Quim Torra como la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que fue la encargada de comparecer ante los periodistas tras la reunión, coincidieron en el buen tono de la misma, y consideraron que sienta un precedente de colaboración futura. Según Torra, la reunión “no ha servido para convencer a ninguno, pero ha sido franca, larga y útil”.

Por su parte, Calvo apuntó que “cada cual mantiene sus posiciones” respecto a los temas conflictivos. Al respecto, la vicepresidenta resaltó que en España “no hay presos políticos” y que “no cabe el derecho de autodeterminación”.

 

TORRA MANTIENE LA AUTODETERMINACION

 

En rueda de prensa en la sede de la Generalitat en Madrid, Torra subrayó que le había dicho a Sánchez que “no renuncia a ninguna de las fórmulas para llegar a la independencia”, y añadió que el derecho de autodeterminación “no sólo tiene que reconocerse, tiene que votarse”. Valoró que el presidente del Gobierno reconozca que “hay un problema político que requiere soluciones políticas”, pero le pidió que ponga fin a la “ofensiva judicial y política contra el independentismo y la persecución de las ideas”.

Torra explicó que Sánchez le habló de su idea de España como “plurinacional” y de su defensa de una “nación de naciones”. Al hilo de esta afirmación, Torra señaló que “si se acepta la plurinacionalidad en España se acepta que hay varias naciones y que éstas tienen derecho de autodeterminación”. No obstante, el presidente de la Generalitat señaló que Sánchez no le había explicado cuál era el proyecto del PSOE para España, ni para Cataluña y que tampoco habían hablado sobre una posible reforma de la Constitución.

Durante su comparecencia ante los medios, Torra celebró el acuerdo para activar las comisiones bilaterales Estado-Generalitat, que espera comiencen a trabajar “cuanto antes”. Apuntó que en dichas comisiones se trataran las 45 reclamaciones que el expresidente Carles Puigdemont planteó en su momento al anterior Gobierno de Mariano Rajoy.

Torra invitó al presidente del Gobierno a que participe en los actos oficiales con motivo del aniversario de los atentados yihadistas del pasado 17 de agosto en Cataluña. Invitación que, sin embargo, no hizo extensiva al Rey, y recordó el veto que la Generalitat ha impuesto sobre el jefe del Estado en los eventos organizados por el Govern. Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, afirmó que el Rey participará en actos en Cataluña o en cualquier otra parte del país “con absoluta normalidad”. “Eso no es objeto de debate para el Gobierno de España”, enfatizó.

Tras la reunión, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, publicó un mensaje en castellano y catalán en Twitter en el que destacó que el encuentro supone un punto de “arranque” para “la normalización de las relaciones”.

Por su parte, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, habló de “optimismo moderado” tras la reunión entre Sánchez y Torra, y señaló que existe “margen” para ir avanzando en el autogobierno.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar