El Tribunal Supremo aclara que el impuesto sobre la plusvalía municipal será obligatorio

El Tribunal Supremo emitió un fallo en el que aclara que el llamado impuesto sobre la plusvalía municipal será de pago obligado para los contribuyentes que vendan un inmueble o terreno a no ser que estos demuestren expresamente que la transacción se produjo con pérdidas. Es decir, que los ayuntamientos no tendrán que devolver el dinero cobrado en todos los casos, sino únicamente en aquellos en los que el ciudadano demuestre que no obtuvo beneficio con la operación inmobiliaria.

La Sala Tercera del alto tribunal aclara así el alcance del fallo dictado el 15 de junio de 2017 por el Tribunal Constitucional, que anuló parte del articulado de la legislación del tributo aceptando que el gravamen que impone no debe aplicarse si la venta del inmueble no genera una plusvalía real. El Supremo aclara ahora, según detallan los diarios, que la anulación de artículos fue parcial y que la interpretación correcta es que el impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana solo podrá dejar de pagarse en el caso de que el contribuyente demuestre la inexistencia de beneficios en la operación de compraventa a gravar.

Según los periódicos, la sentencia del Supremo deja claro que la carga de la prueba descansa sobre el sujeto pasivo del impuesto, es decir, el ciudadano, que es quien deberá demostrar que se dan las circunstancias para eximirle del tributo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar