Sánchez y Torra confrontan hoy el diálogo entre el Gobierno y la Generalitat

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, se reúnen hoy en el Palacio de La Moncloa con el objetivo de recuperar el diálogo institucional, interrumpido desde hace dos años, cuando el ex mandatario catalán Carles Puigdemont visitó al entonces jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy. Según destacan los diarios, el encuentro servirá para explorar hasta dónde puede llegar el acercamiento y la distensión entre dos Administraciones, la central y la catalana, que parten de posturas divergentes. En contraposición a la línea dura impuesta por el gobierno de Mariano Rajoy, que no dudó en recurrir ante el Tribunal Constitucional una veintena de leyes aprobadas por el Parlament, Pedro Sánchez, está dispuesto a considerar el desbloqueo de transferencias e inversiones para Cataluña, e incluso a dar vía libre a algunas de las leyes paralizadas por el Constitucional. A cambio de normalizar la situación, el jefe del Ejecutivo quiere que la Generalitat respete la Constitución y aborde una agenda política para todos los catalanes, no solo para los independentistas.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, por su parte, agradece que el nuevo Gobierno socialista haya recuperado la vía del diálogo mediante una reunión en la que “se podrá hablar de todo”, pero insiste en la vigencia del 1-O y en la vía de la autodeterminación, que reclama como un derecho para Cataluña.

Según destacan los diarios, la reunión no tiene una agenda pactada sobre los temas a tratar y se pretende que tenga continuidad, pese a que fuentes de ambos Gobiernos reconocen que hay grandes dificultades para cimentar una relación de largo recorrido.

Tardá apuesta por desobedecer y Artadi cree que no es el momento

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, aseguró ayer que se fía “poquito” del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de los frutos de su reunión con Quim Torra. “¿Cómo nos podemos fiar de quien ha permitido que haya presos políticos y exiliados?”, señaló. El dirigente republicano, en esta línea, defendió que Cataluña está protagonizando desde hace años “un gran proceso de desobediencia” y sostuvo que si ahora “está donde está” es porque ha sido capaz de desobedecer.

La consejera de Presidencia de la Generalitat, Elsa Artadi, advirtió, por su parte, de que no se puede descartar la desobediencia como estrategia del movimiento independentista catalán, aunque cree que no se dará esta vía “en un futuro muy próximo”. En una entrevista en el diario Ara, Artadi considera que “lo más importante ahora” es que se retoma el diálogo entre el Ejecutivo español y el catalán.

Además, el presidente del Parlament, Roger Torrent, alertó ayer de “la regresión de derechos y libertades fundamentales que se está produciendo en el Estado” y criticó el encarcelamiento de los presos soberanistas. Lo dijo ante miembros de los parlamentos de Francia, Canadá, Bélgica, Suiza, Grecia, Luxemburgo y Marruecos, entre otros, durante su intervención en la Asamblea Parlamentaria de la Francofonía que se está celebrando en Quebec (Canadá).

Según se refleja hoy en todos los diarios, un día antes de viajar a Madrid para reunirse con Pedro Sánchez, Quim Torra participó ayer junto a Artur Mas en un acto benéfico celebrado en una playa de Barcelona para recaudar fondos contra la esclerosis múltiple. Los diarios también anuncian que Torrá prepara una querella contra el exdirigente socialista José Bono, que ayer declaró en La Sexta que algunos de los planteamientos del President se acercan al nazismo.

Arrimadas: “Sánchez está permitiendo que el separatismo se rearme”.

La dirigente catalana de Ciudadanos, Inés Arrimadas, entrevistada hoy por EL MUNDO, considera que la entrevista entre Sánchez y Torra es un error, y supone una nueva cesión ante los independentistas. Según Arrimadas, “Sánchez tiene que tener muy claro que no está negociando con Cataluña, sino con el separatismo. Y tiene que tener muy claro que al reunirse con Torra está dejando de reunirse con millones de catalanes”. Sánchez, insiste la dirigente de Ciudadanos, “nos ha entregado a los nacionalistas como un botín, y ha demostrado que es capaz de vender España a trozos a cambio de quedarse unos meses en La Moncloa”. A su juicio, “si hay un motivo para hablar con Torra, es para decirle que cumpla la ley y que, hasta que no se cumpla la ley, no hay nada que negociar. Fuera de la democracia no se negocia”.

Sobre el mismo tema, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, señaló ayer que la reunión entre Sánchez y Torra es un “error” porque la Generalitat está “gobernada por fanáticos”. La candidata a la presidencia del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, por su parte, pidió ayer a Pedro Sánchez que no ceda “un ápice” a las pretensiones de los nacionalistas “en pago de los votos de la moción de censura”. En declaraciones a los medios en un acto en Coslada (Madrid), Santamaría señaló que las “cesiones a los independentistas son una meta volante de cara a su meta definitiva, que es la independencia”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar