Los presidentes europeos se aproximan en política migratoria

Los 16 jefes de Estado y de Gobierno reunidos ayer en una cumbre informal en Bruselas para analizar el reto migratorio al que se enfrenta el conjunto de la UE, lograron acercar posturas de cara al Consejo Europeo que los Veintiocho celebrarán el jueves y viernes de esta semana. Los líderes europeos coincidieron en que la inmigración debe ser gestionada desde una perspectiva común europea. “Estamos de acuerdo en que no se pueden dejar solos a los países que reciben mayor carga de migrantes”, señaló la canciller alemana, Angela Merkel, al término del encuentro. Según explicó, existe el objetivo compartido de “reducir la inmigración ilegal” y de “proteger nuestras fronteras”.

El presidente francés, Emmanuel Macron, también se mostró satisfecho porque, según dijo, se ha forjado un “primer consenso” para abordar la situación desde una dimensión interna y externa. “Me alegro de que tengamos un enfoque de conjunto”, señaló Macron, que habló de avances para proteger las fronteras europeas, así como en los procedimientos con los países de origen y de tránsito de los migrantes.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, también se mostró “decididamente satisfecho” con los resultados de la minicumbre celebrada en Bruselas. “Hemos dado al debate la dirección que queríamos”, escribió Conte en Twitter después de presentar a sus colegas comunitarios la propuesta italiana para crear “centros de desembarco” de los migrantes en los países de tránsito, en los que se decidiría quienes tienen derecho a asilo en Europa. Por su parte, España y Francia, con el apoyo de Alemania, proponen la creación de “centros cerrados” en territorio comunitario en los que se estudie la situación de cada recién llegado.

SÁNCHEZ

 

 

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que ayer asistió en Bruselas a su primer encuentro comunitario, aseguró al término de la reunión que hubo “más puntos de unión que discrepancias” a la hora de abordar el reto de la inmigración. “Ha sido una reunión positiva, esperanzadora. Queda mucho por hacer, pero ha sido un importante paso adelante”, resumió tras valorar positivamente que los líderes europeos hayan coincidido en que la inmigración debe ser gestionada desde una perspectiva conjunta. Según explicó, la propuesta para crear “centros cerrados” de desembarco en suelo europeo es “un punto de partida” para intentar llegar a un acuerdo en el Consejo Europeo de esta semana. La gran novedad sería, subrayó, que si la propuesta prospera, el conjunto de la UE se implicaría en la gestión y financiación de esos centros.

MERKEL Y MACRON

A la espera de los resultados del Consejo Europeo que los Veintiocho celebrarán a finales de esta semana, algunos líderes europeos creen que ha llegado el momento de hacer frente al desafío migratorio con acuerdos entre los países más afectados, sin implicar a todos los miembros de la Unión. “Sabemos que en el Consejo Europeo no alcanzaremos una solución completa para la cuestión migratoria. Por ello hacen falta acuerdos bilaterales o trilaterales, para ver cómo podemos ayudarnos en lugar de esperar siempre a los 28 Estados miembros”, declaró Merkel a su llegada ayer a Bruselas. Minutos después, Macron añadió: “Tenemos que dar una solución europea y eso solo se logra con cooperación, sea a 28 o con los países que decidan avanzar”. El primer ministro griego, Alexis Tsipras, también defendió que haya “una iniciativa europea a varios niveles, que implique al menos a quienes todavía quieren que Europa afronte sus problemas de manera colectiva”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar