Los aspirantes a liderar el PP inician su actividad precongresual

Los seis precandidatos a liderar el PP iniciaron ayer sus respectivas campañas para lograr el apoyo de los militantes populares. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, viajó a Castellón, Valencia y Barcelona, donde aprovechó para defender la unidad de España y la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. “A mí me hubiera gustado aplicarlo antes”, afirmó. En una entrevista que hoy publica ABC, Cospedal se compromete a que si es elegida como sucesora de Mariano Rajoy, garantizará “el futuro del PP como partido de gobierno, referente del centro derecha, de la libertad y la unidad de España”.

La exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría arrancó su campaña en Málaga, donde se presentó como la candidata a liderar el PP mejor preparada para batir al líder del PSOE, Pedro Sánchez, en unas elecciones generales. Según señaló, su objetivo es que Sánchez “esté el mínimo tiempo posible en el Gobierno para que no desmonte todo lo que los españoles han logrado con tanto esfuerzo”.

José Manuel García-Margallo arrancó su campaña en Alicante, donde reclamó la celebración de debates entre los candidatos a liderar el PP. “El partido tiene que ser más plural en la dirección. No puede seguir siendo un partido caudillista”, señaló el exministro popular.

En Valencia, Elio Cabanes presentó una candidatura “crítica con la cúpula del partido” en la que las bases se hagan notar”. “Es el momento en el que el votante puede de una vez por todas modernizar y renovar este partido”, afirmó. José Ramón García Hernández también eligió la Comunidad Valenciana para comenzar su campaña. En un encuentro con militantes celebrado en Benicasim anunció su intención de proponer una ley orgánica para “regular el deber de conocer el castellano, el derecho a usarlo y que no ceda al chantaje nacionalista”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar