Numerosas protestas contra la liberación de “La Manada”

Pocas horas después de que los cinco miembros de La Manada, encarcelados en la prisión de Pamplona y la cárcel militar de Alcalá Meco (Madrid), quedaron en libertad provisional, después de haber pagado los 6.000 euros de las fianzas establecidas, decenas de miles de personas volvieron a salir a las calles en numerosas ciudades españolas para mostrar su indignación, convocadas por movimientos feministas.

Como ocurriera el 26 de abril, cuando se conoció la sentencia que condenó a los cinco jóvenes, ayer se volvieron a escuchar gritos contra la decisión judicial y en apoyo de la víctima, como: “No es abuso, es violación” y “Hermana, nosotras somos tu manada”, o “Yo sí te creo”.

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, dijo ayer que las mujeres están “perplejas e inseguras con alguna decisión de algunos tribunales”. En su discurso durante un acto en la Universidad de Salamanca, la vicepresidenta se refirió a la salida de prisión de La Manada, ante lo que defendió que las mujeres deben permanecer “firmes” en el ejercicio de los derechos que les corresponden”.

La portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, dijo que el Gobierno se hace eco de la alarma social y de la preocupación de las mujeres, a las que “va a proteger”, señaló, además de recalcar que “los hechos probados son gravísimos”. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Celaá explicó que el Ejecutivo está estudiando “cómo hacer” que los servicios jurídicos se personen como parte en defensa de las víctimas de delitos sexuales, algo a lo que hacen especial mención la mayoría de los diarios. “Debemos proteger a las víctimas”, insistió la ministra. Desde el PSOE, su vicesecretaria general, Adriana Lastra, defendió que todos los profesionales jurídicos “necesitan formación en violencia de género y violencia sexual”, además de considerar que la decisión judicial de La Manada es una “mala noticia política y jurídica”.

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, dijo sentirse, como mujer, “profundamente decepcionada y muy frustrada”, además de apuntar que es el momento de abordar la reforma del Código Penal para evitar más casos similares. La exvicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, advirtió de que no se puede dar el mensaje de que un delito “tan grave” como el cometido por La Manada “sale barato”.

De “mala noticia” calificó la resolución el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que llegó a señalar que “el Derecho no funciona”.

Portavoces de asociaciones profesionales de jueces, así como el vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), José María Macías, pidieron ayer respeto para los jueces que han decreto la libertad provisional para los integrantes de La Manada, en un auto que calificaron de “ajustado a la legalidad y razonado”. El portavoz de la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria, Raimundo Castro, rechazó que se pueda tildar de “machista” a la carrera judicial.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar