La Guardia Civil intensificará el control de alcohol y drogas en el San Juan

El Subsector de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de A Coruña; como en años anteriores, tiene previsto incrementar las pruebas de detección de alcohol y drogas durante el fin de semana, con motivo de la celebración de los diversos actos lúdicos de San Juan, en diferentes puntos de la provincia. Intensificando los mismos en las vías que confluyan en localidades en las que se celebran fiestas y otros eventos. Todo ello en el marco de la campaña de alcohol y drogas promovida desde la Dirección General de Tráfico.

El objetivo del incremento en estas pruebas de detección es evitar que las personas que hayan consumido algún tipo de estas sustancias, las cuales afectan negativamente a sus capacidades para la conducción, se pongan al volante de los vehículos con el consiguiente riesgo, no solo para su vida e integridad física, sino también para las de terceros.

Estos Dispositivos Operativos Masivos, se realizarán en la modalidad de “control” en determinados puntos de la vía y se prolongarán durante horas, asimismo, se llevarán a cabo otros de menor duración con cambios de ubicación, estableciéndose todos ellos, tanto en vías principales como en secundarias y locales.

Con tal motivo y en el marco de la estrecha colaboración que se viene realizando hasta la fecha, se han mantenido reuniones técnicas con distintas policías locales de la provincia al objeto de coordinar las actuaciones a realizar en aras de minimizar los riesgos asociados a la conducción de vehículos a motor durante las fiestas de San Juan, principalmente aquellos relacionados con la conducción de vehículos bajo la influencia de bebidas alcohólicas o con la presencia de drogas en el organismo.

Cabe destacar que la sanción por conducir con presencia de drogas o alcohol en el organismo puede alcanzar el importe de 1000 euros, así como pérdida de 6 puntos del permiso de conducir, pudiendo llegar a constituir un delito contra la seguridad vial, lo que llevaría aparejada pena de prisión de tres a seis meses, multa de seis a doce meses y, en cualquier caso, privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Desde la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, se quiere resaltar la incompatibilidad del consumo de alcohol y drogas con la conducción de cualquier tipo de vehículo, así como las fatídicas consecuencias que puede conllevar la combinación de la ingesta de estas sustancias con la conducción.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar