Solidaridad con los daños causados en el entorno de la pirotecnica

 

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, trasladó el pésame en nombre de toda Galicia a las familias de las dos personas fallecidas y la solidaridad y apoyo a los heridos y afectados por la explosión registrada en la parroquia de Paramos en Tui.
Las dos víctimas eran un matrimonio marroquí que deja desamparados a dos hijos de corta edad.

Feijóo, que se desplazó inmediatamente después del Consello de la Xunta hasta el lugar de la explosión, quiso primeramente trasladar el pésame a los familiares y amigos de las dos personas fallecidas, “y quisiera también trasladar nuestra solidaridad y apoyo a las 37 personas que resultaron heridas, 7 de las cuales son menores”, precisó.

Sobre la situación de los heridos, el responsable del Ejecutivo autonómico indicó que, según los datos de los hospitales donde están ingresados, en ningún caso corren riesgo sus vidas y sólo quedan ingresados seis pacientes y otros dos en observación.

“Queremos agradecer la labor de todos los profesionales sanitarios que los están atendiendo y alentando”, aseveró, añadiendo también un reconocimiento expreso a los equipos que trabajaron la víspera, y que siguen trabajando en el lugar. Más de 240 efectivos de emergencias, docenas de agentes de la Policía Nacional, Guardia Civil, Autonómica y Local, varias dotaciones de bomberos que extinguieron los focos de fuego, cuatro de las cuales mantuvieron la vigilancia durante toda la noche, y tres helicópteros de extinción; personal del 061, personal sanitario del punto de atención continuada de Tui; así como servicios de urgencias y de planta del Hospital Público Álvaro Cunqueiro, del hospital Povisa y del hospital de Fátima.

“En definitiva, un dispositivo amplio, profesional que, en primer lugar, rescató los heridos, mantuvo en todo momento a seguridad en la zona y, ahora mismo, continúan con las labores de desescombro, con la esperanza de poder descartar que haya más víctimas y, posteriormente, para poder saber el impacto en los bienes y patrimonios de la explosión”, abundó.

Sobre este último punto, Feijóo quiso transmitir a todos los afectados un mensaje de cercanía y de tranquilidad en relación con sus viviendas, bienes y patrimonios afectados. Al respecto, precisó que las primeras estimaciones, lógicamente aún provisionales, apuntan que un número importante de viviendas quedaron completamente destrozadas por la explosión y muchas más registran daños de diferente consideración.

Ante esta situación, el presidente de la Xunta aseveró que tanto el Ayuntamiento, como el Gobierno central y Xunta están en permanente contacto para priorizar actuaciones. “Primeramente, ayudas para realojarse todo el tiempo que sea necesario”, explicó, subrayando que hasta este momento, los vecinos que perdieron las casas fueron realojados en hoteles y están recibiendo asistencia y apoyo psicológica.

Asimismo, la Cruz Roja, está colaborando a través de un dispositivo de albergue en la zona, que prestó asistencia a 5 de los 30 evacuados.

La segunda línea de trabajo que también se inició hoy en el Consello de la Xunta es aprobar ayudas a los afectados por daños en sus viviendas para que puedan ser reconstruidas, con el fin de que las familias puedan recuperar lo antes posible a normalidad.

Con este fin, la Consellería de Infraestructuras y Vivienda ya presentó un informe para aprobar una orden de ayudas similar a la orden de ayudas en relación a los fuegos forestales sufridos en el mes de octubre del año pasado, y poder agilizar todas las ayudas e indemnizaciones necesarias para rehabilitar o construir de nuevo las viviendas afectadas.

A lo largo de su intervención, el presidente de la Xunta quiso además poner en valor los pasos que se están dando al amparo de la investigación abierta para esclarecer los hechos. “Algo que también solicitan y merecen los afectados, pero que también queremos saber el conjunto de los gallegos. Saber qué fue lo que ocurrió, qué cosas se pudieron evitar y, en consecuencia, establecer responsabilidades”, dijo, insistiendo en la necesidad de ser prudentes y esperar a que la investigación siga su curso.

Si bien el mundo de la pirotecnia está sometido a una normativa muy estricta y a autorizaciones estatales, Feijóo anunció que el Ejecutivo autonómico trasladó a la Delegación del Gobierno la conveniencia de una revisión al por menor de todas las pirotecnias instaladas en la comunidad, tanto en el campo de la manipulación como de almacenamiento. Y se refirió también a la necesaria colaboración ciudadana, para que, “a la mínima sospecha”, la pongan en conocimiento de las autoridades”.

“En definitiva, el pésame por el fallecimiento confirmado de dos personas. El apoyo y esperanza para los heridos.Un mensaje de tranquilidad para todas las familias que perdieron sus casas y sus bienes; no vamos a escatimar esfuerzos. Agradecimiento a todos los profesionales que trabajaron de forma rápida, comprometida y coordinada y al presidente Rajoy y a todas las administraciones que estuvieron trabajando desde el principio en este siniestro. Y, por último, investigación completa para aclarar lo sucedido e intentar que no vuelva a suceder”, concluyó a modo de resumen.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar