Quim Torra toma posesión sin acatar la Constitución

Quim Torra tomó posesión de su cargo de presidente de la Generalitat, en un acto que duró apenas tres minutos, sin representantes del Gobierno, y sin menciones a la Constitución ni al Rey ni al Estatut. “Prometo cumplir lealmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat con fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña, representado por el Parlament”, fue la fórmula elegida por Torra, la misma que utilizó en 2016 Carles Puigdemont.

Torra  ha prometido ejercer las funciones y el cargo de presidente de la Generalitat con “fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña, representado por el Parlamento de Cataluña”, evadiendo las oficiales referencias a acatar la Constitucion y el respeto a Rey

Ha sido la misma fórmula que ya usó su predecesor, Carles Puigdemont, para tomar posesión del cargo después de relevar a Artur Mas. Tampoco se ha colocado el medallón, que es tradición que se traspasen los presidentes de la Generalitat.

El acto ha sido objeto de una negociación intensa con el Gobierno de España, que quería asegurar que la bandera española y la foto del rey estuvieran presentes, dos elementos que finalmente no han presidido la toma de posesión:sólo había una mesa presidencial con el presidente del Parlamento, Roger Torrent, y el secretario de Gobierno, Víctor Cullell, que ha leído el decreto de nombramiento.

El Gobierno no asistió al acto al no estar de acuerdo con el nivel de la delegación, que la Generalitat pretendía que tuviera un perfil secundario, mientras que el Ejecutivo central pensaba estar representado por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. Para el Gobierno, el modelo de acto organizado por la Generalitat “degrada la propia dignidad de la institución”. No obstante, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, restó importancia a la ausencia de miembros del Gobierno porque, señaló, lo “relevante” es que haya ya un Govern que empiece a “dialogar y a negociar” en el marco de la ley.

Torra, que ha pospuesto para el lunes la visita que tenía prevista realizar hoy a los presos soberanistas en las cárceles de Estremera, Soto del Real y Alcalá-Meco, ultima los flecos de su Govern, en el que sigue sopesando la posibilidad de incluir a exconsellers cesados con la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Sobre la toma de posesión de Torra, el PP emplazó a la Abogacía del Estado a examinar si realmente ha cumplido los requisitos formales, y en todo caso ha ofrecido al resto de partidos un acuerdo que regule este tipo de actos para que, más allá de la formalidad, haya un compromiso con el respeto a la legalidad vigente. Así se pronunció el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, quien consideró que Torra “no ha formalizado adecuadamente” el acto de toma de posesión.

Por su parte, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, dijo que el Ministerio de Justicia ya está analizando la toma de posesión de Torra por si se puede actuar, ya que no se acató la Constitución. No obstante, admitió que se trata de un asunto “delicado” y “complicado” del que existen sentencias al respecto que han dejado “muy abiertas” las opciones sobre cómo se debe jurar o prometer la Constitución.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar