Crecen las críticas internas a Iglesias y Montero por la compra de un chalet

La compra de un chalet de 615.000 euros en la sierra madrileña por parte de la pareja formada por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz de este partido en el Congreso, Irene Montero, anunciada por ellos mismos en las redes sociales, ha provocado malestar en la formación política.

Ayer el alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, indicó en un comunicado que “el código ético de Podemos no es una formalidad, es el compromiso de vivir como la gente corriente para poder representarla en las instituciones y supone renunciar a privilegios como el exceso de sueldo”. “No quiero dejar de vivir y criar a mis hijos en un piso de currante en el barrio de La Viña”, añade, y recuerda que “el objetivo de Podemos es no parecernos a la casta, no ser como ellos”, en lo que los diarios interpretan como una crítica a la actitud de Iglesias y Montero.

También hubo críticas desde otros partidos. El líder del PSOE, Pedro Sánchez, instó a los votantes de Podemos a “tomar nota” y valorar si Iglesias es “coherente”. Desde el PP, Fernando Martínez-Maillo criticó la “farsa” de Podemos y su “incoherencia”. Para el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, este caso define al populismo: “decir una cosa para los demás y hacer otra”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar