El Polígono de San Cibrao das Viñas tendrá un nuevo acceso

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció que las obras del nuevo acceso al Polígono de San Cibrao das Viñas comenzarán en junio, y así quedará conectado con la Autovía de las Rías Baixas, la A-52. Estas obras permitirán una mayor seguridad, acortar el itinerario actual más de un 50% y hacer más competitivo el Ourense industrial.

Durante el acto de presentación de la nueva carretera de conexión, Feijóo aseveró que con esta obra “colocamos una nueva piedra del Ourense que entre todos estamos construyendo”, refiriéndose también la infraestructuras tan importantes cómo: el final a finales de 2019 del AVE, que hará que Ourense quede conectado con Madrid en poco más de dos horas; o la estación intermodal, con la adjudicación en este mes de mayo de las obras relativas a la estación de autobuses.

El presidente estacó el compromiso del Gobierno central de trabajar para que Galicia forme parte de las principales redes europeas de transporte de mercancías, con su integración en el Corredor Atlántico de Transportes, de manera que esa malla prioritaria entre hacia los principales puertos y centros logísticos de Galicia a través de Ourense.

Sobre este punto avanzó que mañana, en Bruselas, trasladará al presidente del Parlamento te eres necesidad, “porque Galicia precisa- incidió- que sus puertos y la ciudad de Ourense estén conectados con un ferrocarril de mercancías en términos competitivos”.

Feijóo resaltó también el objetivo del Gobierno central de licitar este mismo año las obras del primer trecho de la variante de Ourense, entre Eirasvedras y Quintela; la Autovía A-56 que conectará Lugo con Ourense, completando el gran eje pendiente de la vertebración interior de Galicia; o los avances que permitirán transformar en realidad las obras del primer trecho de la autovía que comunicará Valdeorras con la meseta y el resto de Galicia, la A-76, entre A Veiga de Cascallá y O Barco de Valdeorras.

En relación al nuevo acceso que permitirá conectar de forma directa el polígono de San Cibrao das Viñas con la A-52, que une Vigo con Madrid, el titular de la Xunta resaltó que esta infraestructura supondrá completar y optimizar las comunicaciones del que es el gran polo industrial de la provincia de Ourense, ya cubiertas hacia el sur con la Autovía Ourense-Celanova y hacia el norte con la Autovía de Santiago.

Hace falta destacar, además, que esta obra, dotada con una inversión de cerca de 22 millones de euros, cuenta con un trazado de 4,5 kilómetros entre Taboadela y San Cibrao de enorme complejidad y que requiere la construcción de dos glorietas, de un gran viaducto para salvar el río Benito, diversos cruces a distinto nivel con las carreteras locales y varios pasos inferiores y superiores que facilitan la conexión de los caminos. Un proyecto ambicioso que ofrecerá un tercer carril en prácticamente la mitad de la longitud.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar