Los partidos constitucionalistas consideran que Torra relega a la mitad de la población

 

Los portavoces de los partidos constitucionalistas en el Parlamento catalán reprocharon a Quim Torra que solo se dirigiera en su discurso de investidura a la mitad los catalanes, los independentistas. Así, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, mostró su preocupación por ver a Torra “más radical” incluso que a Carles Puigdemont, y le tachó de “peligro” para Cataluña. En su opinión, “si es nombrado president solo garantiza más procés y más confrontación social”.

El futuro Govern “es un auténtico peligro para la convivencia y para la economía” de Cataluña, insistió Arrimadas, que acusó al candidato de “supremacista, xenófobo y antiespañol” por sus pasados escritos en las redes sociales. “Aquí sale gratis humillar y vejar al resto de españoles y catalanes”, insistió la líder de la formación naranja. “Me duele en el alma que este señor pueda estar hoy aquí, porque no ha venido a dirigir un gobierno, sino un Comité de Defensa de la República”, añadió, tras reprochar a Torra que no mencionara problemas como la Sanidad, las listas de espera, la educación o los barracones. “No habrá una nueva etapa sin reconocer que el procés ha sido un fracaso y que no va a ningún sitio”, subrayó.

Por su parte, Miquel Iceta, líder del PSC, reprochó a Torra que acepte ser “un presidente temporal” y consideró que en su discurso “solo se ha dirigido a los independentistas”. Según el dirigente socialista, “es difícil que pueda ser buen presidente sin revisar algunos de los últimos planteamientos del independentismo en contra de la legalidad”. “Si en Cataluña no caben todos los catalanes, tengan el sentimiento que tengan, es que no cabe nadie”, señaló Iceta, que también recordó a Torra sus citas “antiespañolas” del pasado. En su opinión, “no se puede volver a la legislatura anterior, porque nos conducirá al mismo sitio. No pueden desvirtuar las instituciones, saltarse la ley y prescindir de medio país”.

El líder del PP catalán, Xavier García Albiol, calificó el discurso de Torra de “incendiario”. En su opinión, el candidato de JxCat “ignora a más de la mitad de la sociedad catalana y se muestra dispuesto a seguir generando conflicto con las instituciones democráticas”. “Muy mal inicio”, señaló Albiol, tras advertirle de que “su libertad acabará donde empiecen nuestros derechos”.

 

DOMÉNECH

 

El líder de Catalunya en Comú-Podem, Xavier Domènech, dijo sentir “vergüenza” por los tuits de Torra y, añadió, que con esos antecedentes él jamás se hubiera presentado como candidato a la investidura. “Tiene que explicar si quiere ser o no el presidente de todos los catalanes”, indicó Domènech, tras preguntarse si era un candidato “transitorio” y, por lo tanto, “provisional”. “Dejen de aferrarse al legitimismo de Carles Puigdemont. Cataluña necesita dejar de resistir y empezar a construir y ganar”, indicó el dirigente de los Comunes, que reivindicó un gobierno “para todos”, incluidos los catalanes que se sienten españoles, “un 70%, en mayor o menor medida”.

 

 

ERC y JxCat

 

En su intervención, el portavoz de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, señaló que su grupo parlamentario está “contento y esperanzado con la creación de un gobierno presidido por Torra para recuperar las instituciones y acabar con el 155”. “Nos hace falta un gobierno de resistencia que nos ayude a ir hacia la república”, señaló.

También se mostró optimista la líder del PDeCAT, Marta Pascal, quien destacó que Torra “mantiene la vocación de avanzar para la construcción del nuevo Estado”, heredada de Artur Mas y de Carles Puigdemont.

El portavoz de la CUP, Carles Riera, indicó que JxCat y ERC presentan un candidato “para que el Estado lo acepte”. A su juicio, “la desobediencia y la unilateralidad son las únicas vías para materializar la república”. “No nos engañemos. Si hoy estamos ante el cuarto candidato es porque ni JxCat ni ERC han querido desobedecer al Estado para investir a Puigdemont”, concluyó.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar