Pedro Sánchez pide al ministro de Justicia que mantenga la división de poderes

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reclamó al ministro de Justicia, Rafael Catalá, que respete la división de poderes y que aclare si tiene alguna acusación que hacer sobre el magistrado que emitió un voto particular a favor de la absolución de La Manada. En declaraciones realizadas al final de la manifestación del 1 de Mayo celebrada en Madrid, el dirigente socialista pidió al ministro de Justicia que “no sea torpe” y que si tiene alguna acusación “particular o personal” que hacer sobre el magistrado “aclare a qué se refiere”. “Si no, lo mejor es estar callado; y si no, lo mejor es asumir la responsabilidad que tiene un miembro del Gobierno y respetar la división de poderes”, añadió. Según Sánchez, “si dependiera del PSOE, Catalá hubiera dejado de ser ministro hace mucho tiempo”. “Llueve sobre mojado en nuestra petición de responsabilidades políticas”, señaló.

Los diarios recuerdan que el ministro Catalá dijo el pasado lunes que “todos saben” que el juez Ricardo Ortega “tiene algún problema singular” y que el Consejo General del Podeer Judicial “debería haber actuado preventivamente” contra él. Las declaraciones del ministro de Justicia fueron apoyadas por la portavoz del PSOE en el Congreso y exmagistrada del Tribunal Supremo, Margarita Robles, y por el secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos.

PABLO IGLESIAS CONSIDERA “ESCANDALOSA” LA SENTENCIA CONTRA “LA MANADA”

 

En relación a este asunto, Pablo Iglesias sostuvo que lo “escandaloso” de la sentencia contra La Manada es el fallo, que dicta que no hubo intimidación ni violencia, y llamó a “no apartar el foco” para ponerlo en el magistrado autor del voto particular que pedía la absolución. Iglesias insistió en que “hace falta una judicatura comprometida con una perspectiva de género”.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Joaquín Galve, salió ayer en defensa de Ricardo González, magistrado discrepante de la sentencia de La Manada. Negó que tenga algún problema que le impida ejercer su cargo con la suficiente profesionalidad y aseguró que “es una persona absolutamente normal, como cualquier otra, un buen juez además”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar