Los sindicatos gallegos llaman a una huelga general en junio

 

En la jornada del Dia del Trabajo en Galicia, parte de los sindicatos convocan una huelga general para 19 de junio, con la finalidad de dejar atrás la precariedad.

Es el principal lema de la movilización de Vigo, la central de Galicia del primero de mayo. Fue el secretario general del sindicato, Paulo Carril, quien anunció antes y durante la manifestación de una convocatoria de paro que “evite la pobreza” y que permitan una “regenación democrática”.

También la portavoz del BNG, Ana Pontón, ha planteado esa misma convocatoria con las finalidades apuntadas que se resumen en la petición de los poderes públicos de “recuperación de los derechos perdidos”.

La representante del Bloque denunció una actitud general “de sumisión a Madrid”, cuando Galicia cuenta con la riqueza y los factores necesarios para una buena calidad de Vigo.

 

 

POR UNA RESPUESTA “GALLEGA”

El BNG demanda una respuesta “gallega” a la situación de paro, precariedad y emigración consecuencia de la ausencia  de derechos laborales y del centralismo político del PP y, por eso, insta a una movilización masiva en el Primero de Mayo para seguir en la calle a contestación, incluso sin descartar la opción de una huelga general como valora el sindicato nacionalista CIG.

“La cacarexada recuperación económica no trajo empleo de calidad, por contra, los diez años de Gobierno de Feijóo se traducen en “más paro y precariedad, más desigualdad para las mujeres y emigración juvenil”, destacó la portavoz nacional, Ana Pontón, y eso en un contexto de crezca del PIB “que no llega a la clase trabajadora debido a las políticas que recortan derechos y la un centralismo que discrimina a Galicia”. Por eso, subrayó Pontón, “es clave a movilización para levantar desde aquí una alternativa que deje atrás esta situación de paro, precariedad, emigración y discriminación de la mujer”, sin descartar mismo “la propuesta impactante de la CIG de una huelga general, mientras no se den pasos para cambiar ese robo de derechos a la clase trabajadora pero también a las personas pensionistas en nuestro país”.
La situación de emergencia social y nacional, agudizada por el “modelo centralista del PP”, tiene un reflejo evidente en los datos del comprado laboral tras diez años de Gobierno de Núñez Feijóo. Desde su llegada a la Xunta en 2009, hay 25.500 personas más en el paro, la tasa de actividad y de ocupación experimentaron fuertes descensos, en el primer trimestre de 2009 había 1.170.300 personas con empleo y en el primero de 2018 hay 120.200 puestos de trabajo menos en Galicia.
 La contratación eventual aumentó y esta tipología de contratos pasó de representar el 37,6% en el 2009 a ser el 48,9% del total en 2017. La gente jóven y las mujeres,  figuran entre las más perjudicadas.
La ocupación entre las personas de 16 a 34 años cayó un 41,7%, lo que significa 161.200 jóvenes y jóvenes menos ocupados “en un país con una situación demográfica calamitosa”

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar