Movilizaciones de protesta en toda España contra la sentencia de “La Manada”

Miles de personas participaron ayer en las múltiples movilizaciones convocadas por colectivos feministas en toda España en señal de repulsa y condena a la sentencia citada contra los integrantes de La Manada. La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra condenó a cada uno de los cinco jóvenes conocidos como La Manada a 9 años de cárcel por un delito continuado de abuso sexual con el agravante de prevalimiento, y no por agresión sexual, al no apreciar violencia, contra una joven en Pamplona durante los sanfermines de 2016. La sentencia rebaja el delito penal solicitado al descartar el empleo por parte de los acusados de “violencia o intimidación que integran el concepto normativo de agresión” y sí ver el subtipo agravado en el delito de abuso sexual.

Manifestación en Santiago

Los diarios inciden en que la sentencia no encaja bien con el relato de los hechos, en que, tras constatar el “bloqueo emocional” de la joven, de quien se dice que “sintió un intenso agobio y desasosiego, que le produjo estupor y le hizo adoptar una actitud de sometimiento y pasividad”, se reconocen como hechos “incontrovertidos” que la denunciante conoció al grupo de jóvenes sevillanos y mantuvo relaciones sexuales con ellos, pero subraya que la “discrepancia” está en la voluntariedad o no de esas relaciones, consentidas según ellos y obligada, en inferioridad física y numérica, según la joven. Según la sentencia, las acusaciones no han probado el empleo de un medio físico para doblegar la voluntad de la denunciante.

El tribunal condena a los encausados, además de a 9 años de prisión, al pago de un tercio de las costas procesales, se les impone una orden de alejamiento y prohibición de comunicación con la víctima por 15 años, y se les obliga a indemnizarle conjunta y solidariamente con 50.000 euros, mientras que deberán pagar 1.531 euros al Servicio Navarro de Salud por la atención sanitaria a la víctima. El fallo, contra el que cabe recurso, y que ha sido anunciado por los abogados de los cinco condenados, contó con el voto discrepante de uno de los magistrados, quien abogaba por la absolución de los cinco jóvenes de los delitos de agresión sexual, contra la intimidad y robo con intimidación, al señalar que fue un caso de “sexo en un ambiente de jolgorio y regocijo”.

 

TODOS LOS PARTIDOS CONTRA EL FALLO JUDICIAL

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, recordó que el Ejecutivo debe tener “máximo respeto” ante las decisiones de un juez, tras lo que añadió que “todos los poderes públicos” deberán ahora analizar lo sucedido “para evitar que conductas como esta se vuelvan a repetir en el país”. El secretario de Estado de Igualdad, Mario Garcés, dijo estar “plenamente alineado con el sentimiento unánime de la sociedad española que manifiesta su más absoluto desprecio y la más absoluta repulsa contra estas conductas”.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, tras mostrar su “respeto” a la sentencia, emplazó a los grupos políticos a una reforma del Código Penal “si es conveniente”. Catalá insistió en la necesidad de “revisar la legislación si en algún caso se identifica que hay alguna duda en cuanto a la aplicación de los tipos penales”. El ministro de Educación y Portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, insistió en el “firme compromiso” del Gobierno con la erradicación de “la lacra de la violencia de género”.

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, dijo que “las sentencia de los tribunales hay que respetarlas aunque no te gusten”, pero aclaró que “sería bueno” que ambas partes recurran para que se revise” el fallo. El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, señaló su “profundo rechazo” como “ciudadano y persona comprometida con las mujeres y contra la violencia ejercida contra ellas”. El líder del PSOE, Pedro Sánchez, se preguntó “si lo que hizo La Manada no fue violencia grupal a una mujer indefensa ¿qué entendemos por violación?”.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, calificó la condena a La Manada solo por abuso como “una pésima noticia”, y dijo sentir “vergüenza y asco”. Desde IU, Alberto Garzón señaló que “a todas luces” fue “una violación en grupo”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar