Gobierno y PNV pactan la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado

El PNV anunció que votará en contra de las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado de 2018 tras haber pactado con el Gobierno una subida generalizada de pensiones. El acuerdo contempla que las cuentas de este año incluyan una subida del 1,6% de todas las pensiones y una revalorización en 2019 según el IPC, además del retraso a 2023 de la entrada en vigor del factor de sostenibilidad, que vincula el cálculo de la pensión a la esperanza de vida, y que estaba previsto que empezara a aplicarse a partir de año que viene.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, adelantó esta noticia tras la primera sesión del debate de totalidad, donde el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, apeló a la responsabilidad de todos los grupos para apoyar unas cuentas, que ayudarán, según subrayó, a cerrar el legado económico en esta legislatura. “El Presupuesto refleja este final de crisis”, recalcó Montoro, que señaló que seis años después se pueden repartir los beneficios de la recuperación económica.

El acuerdo incluye también que la base reguladora de las pensiones de viudedad suba al 56% en 2018 y al 60% el próximo. La revalorización de las pensiones quedará reflejada en las enmiendas parciales que registrará el PNV este viernes.

Ciudadanos mostró su acuerdo con el Gobierno. “Nada que objetar”, afirmó el secretario general de esta formación, José María Villegas. No obstante, la formación naranja indicó que el Gobierno deberá explicar cómo articulará la subida generalizada de las pensiones.

Por su parte, los partidos políticos que han pedido la devolución de los Presupuestos (PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, Compromís y EH Bildu) criticaron que presenten unas cuentas que no invierten suficientemente en servicios esenciales como Educación o Sanidad. En concreto, PSOE y Unidos Podemos lamentaron que el Gobierno diga ahora que sí hay dinero para actualizar las pensiones según el IPC. Durante el debate, el portavoz socialista, Pedro Saura, acusó al Gobierno de utilizar las pensiones como “mercancía electoral”. De igual modo, Alberto Garzón, de Unidos Podemos, criticó que hasta ahora el Gobierno dijera que no había margen para subir las pensiones. “Ustedes se han traicionado con este acuerdo”, señaló.

En la réplica, Montoro consideró “una completa incoherencia política” que haya grupos políticos que defiendan una subida de las pensiones y de los salarios de los funcionarios pero no faciliten la tramitación de los Presupuestos.

El PDeCAT afeó a Montoro que sus Presupuestos ni cumplen con el déficit ni con la inversión prometida en Cataluña, mientras que ERC rechazó unos presupuestos que calificó de “anticatalanes”. El portavoz de ERC, Joan Tardá, dijo que “pagar y callar” es el papel que se reserva a Cataluña.

Coalición Canaria y Foro de Asturias anunciaron su apoyo a los Presupuestos, mientras que UPN advirtió de que votará en contra en mayo si no se modifican. Por su parte, el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, destacó la “oportunidad” que supone “influir, con la modestia correspondiente”, para “mejorar” las cuentas durante la fase de enmiendas, “si se dan las condiciones adecuadas”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar