El popular Borja Sémper reflexiona sobre la dispersión de presos de ETA

El portavoz de los populares en el Parlamento vasco, Borja Sémper, afirmó ayer que es posible “evaluar la situación” de los presos y, si se diera el caso, “hacer modificaciones” en lo que respecta a la política de dispersión una vez la banda se disuelva. Dicho procedimiento, añadió, ha de ser fruto de “una reflexión serena y sin prisas”.

“Es verdad que la política de dispersión nació con ETA y morirá con ETA”, admitió el mandatario popular, que insistió en que cualquier cambio que se produzca al respecto ha de ser resultado “del consenso entre formaciones políticas”. Sin embargo, aseguró que el Gobierno no concederá “ningún beneficio penitenciario” a los presos etarras.

“Lo más relevante no es dónde cumplan los reclusos su condena, sino que la cumplan”, afirmó. Respecto a la reivindicación del PNV de obtener la competencia de Prisiones, Sémper recordó que el Gobierno vasco ya gestiona prácticamente todos los servicios que se prestan en las cárceles, entre los que se incluyen el traslado de los presos y la seguridad de los centros: “A efectos prácticos, salvo muros y barrotes, todo está transferido”, y lo único que queda por ceder es la titularidad de las prisiones y los funcionarios, señaló.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar