Los ayuntamientos ya pueden solicitar ayudas para la protección de los animales abandonados

La conselleira de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Beatriz Mato, avanzó que los ayuntamientos gallegos ya pueden solicitar las ayudas para las actuaciones encaminadas a la protección de los animales de compañía abandonados en Galicia, después de que el Diario Oficial de Galicia había publicado la orden de subvenciones para aquellas actuaciones destinadas a la atención y cuidado de los animales domésticos de compañía que se encuentren en los centros de recogida autorizados y/o formen parten de colonias felinas reguladas en el artículo 26 de la nueva Ley.

La conselleira de Medio Ambiente inauguró la jornada ‘Un nuevo régimen de bienestar animal en Galicia’, organizada por la Facultad de Derecho de la Universidad de A Coruña, donde aclaró que la orden destina un presupuesto de 100.000 euros para sufragar los costes de esterilización quirúrgica de los animales con la doble finalidad de evitar su reproducción incontrolada y la promoción de su adopción, por ejemplo, así como la identificación de los animales mediante la implantación de microchip, correspondiente inscripción en el Regiac y expedición de pasaporte sanitario.

Recordó que las corporaciones locales que podrán ser beneficiarias son las que presten el servicio de recogida y gestión de colonias felinas por sí mismas o asociadas, o bien aquellas que presten servicio de recogida y gestión de colonias felinas mediante un acorde de colaboración con otras administraciones públicas o entidades.

La conselleira manifestó que todo nuevo texto legislativo precisa de un período de adaptación para su implantación, por lo que es de gran importancia divulgar y difundir- a través de encuentros como el celebrado esta mañana- el contenido de la misma, los cambios y las novedades que incorpora el nuevo texto con respeto a la normativa anterior, que llevaba más de 20 años sin ser actualizada.

Defendió que la nueva ley viene a dar respuesta a un sentir mayoritario en la sociedad, cada vez más sensibilizada con la necesidad de proteger los animales; tal y como demuestra el incremento de las altas en el Regiac (Registro gallego de identificación de animales de compañía), que entre enero y abril de este año contabilizó más de 28.000 altas, frente a las casi 10.350 altas registradas en el mismo período de 2017, es decir, con la entrada en vigor de la Ley de bienestar animal este registro experimentó un incremento de un 172%. Señaló que estos datos están en constante evolución, y en la actualidad ya es un colectivo con más de 500.000 inscritos, de los que una porcentaje muy elevada con perros.

Triple objetivo
La conselleira reiteró que la Xunta de Galicia pretende con la esta Ley de protección de animales de compañía situar a la comunidad gallega en el avance hacia el sacrificio cero y cara una región libre de maltrato; así como luchar contra lo abandono y fomentar la concienciación de la sociedad gallega por el bienestar animal.

Manifestó que se actuará con contundencia en los casos de maltrato animal, no sólo en aquellos centrados en el concepto de maltrato como la violencia ejercida sobre animales, sino que se tendrán en cuenta también las condiciones higiénicas y sanitarias en las que viven.

Indicó que la ley, también promociona la adopción, se elaboró con la máxima de la transparencia y colaboración pública; porque sólo de este modo colaborativo se conseguirá que la ley cumpla su objetivo de perdurabilidad a largo plazo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar