Se buscan votos

Se buscan votos. Con cinco bastan para aprobar los Presupuestos y parece que da un poco igual de dónde vengan, con tal de conseguir el pasaporte a la tranquilidad.El objetivo inmediato es conseguir que se aprueben.

Porque de ello depende uno de los grandes objetivos que inspiraron estas cuentas: recuperar en las próximas elecciones al menos una parte de los votos que al PP parece que se le van escapando encuesta tras encuesta.Por ejemplo, los de los ciudadanos de mayor edad, que es donde está el principal caladero que le queda al PP.

Para ellos va una subida en las pensiones del grupo más numeroso, el de los que menos ganan. Los otros, los que están en la banda alta tras haber entregado religiosamente a Hacienda hasta una tercera parte de su sueldo durante muchos años, se quedarán con el 0,25 %. Mirarán con cierta envidia a los funcionarios, que verán retornar a sus bolsillos una parte de lo que les recortaron con la excusa de la crisis, o a los sufridos miembros de los cuerpos de seguridad que llevan mucho tiempo demandando equiparación salarial con sus colegas de policías autonómicas.

Habrá más caramelos, como el destinado al mundo de la cultura, con la demandada bajada del IVA cultural, limitado al cine. Y otros quizá más aparentes que reales, como el aumento del gasto en dependencia, que retorna a cifras de antes de la crisis.Pero el reparto de caramelos no oculta que sigue bajando el gasto con respecto al PIB en sanidad, educación o servicios sociales. O que la recaudación continúa varios puntos por debajo de la media de la UE.

Se buscan votos para ir tirando.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar